Asfixia y maniobra de Heimlich

maniobra de Heimlich

Cuando se bloquea el paso de aire en la garganta o en la tráquea, ocurre la asfixia. Se requiere un tratamiento urgente para impedir la pérdida de conciencia o la muerte. Maritza Haydn, enfermera nos brinda mayor información.

En qué consiste un atoro y la asfixia

De acuerdo a la enfermera Haydn, se denomina «atoro» a la obstrucción provocada por un cuerpo u objeto extraño que bloquea la garganta o la tráquea, impidiendo la entrada de aire a los pulmones. Éste puede ser causado por cualquier objeto (un trozo de carne, un juguete pequeño, etc.), y la obstrucción se clasifica dependiendo si es leve o severa.

Tipos de asfixia

  • Obstrucción leve: la persona tose intensamente, le cuesta hablar y al respirar tiene un ruido similar a un silbido.
  • Obstrucción severa: la persona se toma el cuello con ambas manos (signo universal de asfixia), hay tos muy débil o no puede toser, no puede hablar, puede tener un color azulado-rojizo del cuello hacia arriba.

¿Qué hacer en estos casos?

  • Si se trata de una obstrucción leve, no hay que dejar sola a la víctima, estimula a la persona a toser con fuerza, evalúa si la tos es efectiva y si se elimina el cuerpo extraño.
  • En el caso de una obstrucción severa, si la persona está consciente, hay que realizar la Maniobra de Heimlich. Si la persona esta inconsciente, pide ayuda e inicia maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP).

Maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich consiste en aplicar una fuerte presión a la altura del diafragma (boca del estomago) para producir un aumento de la presión dentro del tórax, simulando una tos artificial. Esta maniobra puede ser usada en mayores de 1 año en adelante, es importante destacar que la maniobra debe ser realizada justo sobre el ombligo y no en otro lugar porque las presiones tan bruscas pueden dañar órganos.

Pasos

1. Ubícate detrás de la víctima.

2. Coloca tus brazos bajo los brazos de la persona y abrázalo, llevando tus manos a la altura del ombligo.

3. Reclina a la victima hacia adelante y asegúrate que la cabeza quede hacia abajo.

4. Coloca una mano empuñada 4 dedos por sobre el ombligo, justo en la línea media del abdomen.

5. Coloca la otra mano abierta sobre la mano empuñada.

6. Ahora aprieta fuerte hacia adentro y hacia arriba, a fin de producir una especie de tos artificial.

7. Repite la maniobra hasta que se elimine el cuerpo extraño o hasta que la victima pierda el conocimiento.

En niños menores de 1 año, sigue los siguientes pasos:

1. Siéntate, coloca al niño boca abajo sobre tus piernas y sostén su cabeza con una mano, asegúrate que la cabeza quede ligeramente más abajo que las piernas.

2. Dale 5 golpes firmes entre los omóplatos con la palma de la otra mano.

3. Gíralo, colocándolo boca arriba, sostén su cabeza con una mano, ubica tus dedos índice y medio en el centro del pecho y comprime fuerte 5 veces.

5. Repite la maniobra hasta que se elimine el cuerpo extraño, o hasta que el niño pierda la conciencia.

Temas: , ,

medicamentos
Te puede interesar:

Intoxicación con medicamentos