Ejercicios de motricidad fina en edad escolar

Ejercicios de motricidad fina

La etapa escolar es uno de los procesos más importantes que viven nuestros pequeños, ya que desde este momento los niños pueden comenzar a perfeccionar ciertas habilidades que le generan los ejercicios de motricidad fina que se ponen en práctica en el colegio.

La motricidad fina

La estimulación temprana de la motricidad fina ayuda a desarrollar la habilidad motriz de las manos y los dedos de los niños.  El desarrollo temprano de la motricidad permite que el niño fomente el aprendizaje y tenga un buen desarrollo intelectual.

¿Cómo trabajar la motricidad fina?

Es muy recomendable dejarles tocar, palpar todo lo que se encuentra a su alrededor, chupar (si es posible y están los objetos limpios), manipular (sin limitar sus posibilidades). Para todo lo anterior debes asegurarte que todo lo que tome no represente ningún riesgo, en esta etapa es muy importante la observación de los padres, cuidadores y maestros.

Ejercicios para ayudar a los niños a desarrollar la motricidad fina

Pinzas y algodón

Qué necesitas

  • Unas pinzas livianas.
  • Algodón de diferentes colores.
  • Un recipiente mediano de plástico para depositar los algodones.

Qué hacer: selección de algodón

Orienta al niño a que tome con las pinzas los algodones, y que luego los coloque según cada color en recipientes vacíos asignados según el color que corresponda.

Tubos y bandas elásticas

Qué necesitas

  • 3 tubos de cartón.
  • Bandas elásticas de diferentes colores.

Qué hacer: colección de bandas

Pídele al niño que coloque tantas bandas elásticas como pueda alrededor de los tubos de cartón, pero tomando en cuenta el color. La idea es que el niño identifique a qué tubo va cada color de bandas.

Beneficios de la motricidad fina

  • Desarrolla la coordinación de los músculos, de los dedos y las manos.
  • Fomenta el razonamiento y la conciencia de proporciones de espacio.
  • El niño desde pequeño se prepara para seguir instrucciones.

Temas: , ,

El rol de los abuelos
Te puede interesar:

El rol de los abuelos: una verdadera bendición