La deshidratación en verano en el recién nacido

deshidratación

En este artículo encontrarás:

La deshidratación es una condición en la que no hay suficientes líquidos en el cuerpo. El cuerpo de tu bebé está formado por aproximadamente 75% de agua. Cada día, tu hijo pierde líquidos al orinar, defecar, sudar, llorar e incluso respirar. Reemplaza estos líquidos cada vez que alimentas a tu pequeño. Pero, si tu bebé pierde más líquidos de los que ingiere, puede provocar deshidratación. Estos son los síntomas, las causas y el tratamiento de la deshidratación en recién nacidos y bebés.

Síntomas

Los recién nacidos pueden deshidratarse rápidamente. Los signos de deshidratación en los bebés a tener en cuenta son:

• Labios secos
• Boca seca
• Menos de seis pañales mojados en un período de 24 horas.
• Orina concentrada que se ve amarilla o naranja muy oscura
• No hay interés en tomar el biberón o amamantar
• Una fontanela hundida (punto blando) en la cabeza de su bebé
• No hay lágrimas cuando tu bebé está llorando
• Irritabilidad
• Somnolencia excesiva

Causas

  • La deshidratación en recién nacidos y bebés pequeños generalmente es el resultado de no tomar suficientes líquidos para reemplazar lo que se pierde en el transcurso del día. Los bebés y niños mayores tienen más probabilidades de deshidratarse de una enfermedad. Estas son algunas de las cosas que pueden conducir a la deshidratación.
  • Problemas de lactancia materna: un recién nacido amamantado puede deshidratarse si no se alimenta correctamente, no amamanta con la frecuencia suficiente, no amamanta el tiempo suficiente en cada toma o hay un problema con el suministro de leche materna.
  • Problemas de alimentación con biberón: un bebé alimentado con biberón puede deshidratarse si no toma un biberón con suficiente frecuencia o si no está tomando suficiente fórmula infantil o leche materna extraída en cada alimentación.

Otras causas son:

La sobreexposición al calor o las altas temperaturas, la humedad extrema o pasar demasiado tiempo al aire libre bajo el sol caliente pueden causar sudoración y evaporación de líquidos a través de la piel de tu bebé causando deshidratación.

Tratamiento

Si tu bebé muestra signos de deshidratación, debes llamar al médico o ir a la sala de emergencias. El tratamiento para la deshidratación infantil depende de la causa y la gravedad de la afección.

Hogar

Si los síntomas son leves, tu médico puede indicarte que comiences a tratar a tu hijo en casa y continúes monitoreando cuidadosamente los síntomas:

• Ofrece un biberón o amamanta con frecuencia, especialmente si el bebé no toma demasiado en cada alimentación.
• Mantén un registro de la alimentación de tu bebé y los pañales mojados.
• Si hace mucho calor y tu bebé se está sobrecalentando, muévete a un lugar fresco y quítale el exceso de ropa o mantas.
• Sigue las instrucciones del médico si te dice que le des a tu bebé un líquido de rehidratación oral como Pedialyte. Sin embargo, no debes darle a tu bebé Pedialyte, agua o cualquier medicamento para enfermedades, vómitos o diarrea sin hablar primero con el médico.

Temas: , ,

mellizos
Te puede interesar:

Mellizos recién nacidos