¿Qué cambios sufre la vejiga luego del parto?

Cambios en la vejiga luego de dar a luz

Después de dar luz, sobre todo si el trabajo de parto fue largo, quizás no sientas la necesidad de orinar demasiado. Lo mismo puede suceder si has tenido un parto vaginal asistido con fórceps o ventosa, o una anestesia epidural. Por estos motivos tu vejiga tiende a estar menos sensible por un tiempo.

No obstante, tus riñones están procesando líquido extra, por lo que, aunque no lo sientas, tu vejiga se llenará y será muy necesario que orines con frecuencia aunque no sientas urgencia de ir al baño.

Si, por el contrario, no vas al baño seguidamente, se acumulará mucha orina en tu vejiga y puede que se te salgan algunas gotas antes de alcanzar a llegar al inodoro. Aunque esto es solucionable, el peligro radica en que tu vejiga podría distenderse excesivamente, provocando problemas urinarios y dificultando la contracción del útero. Esto podría causar más dolores de posparto y hemorragias.

¿Qué pasa cuando no puedo orinar después de dar a luz?

  • En caso de que no te resulte orinar después del parto, te colocarán un catéter en la vejiga para drenar la orina.
  • Si el parto ha sido por cesárea, el catéter urinario lo colocarán para la cirugía y permanecerá conectado unas 12 horas después.
  • Coméntale a la enfermera si no puedes orinar o si ésta es muy escasa. Paradójicamente, podría pasar que tu vejiga esté tan llena que te impida orinar, y para eso necesitarás ayuda extra.
Temas: , ,

Loquios y entuertos en el postparto
Te puede interesar:

Loquios y entuertos en el postparto