Técnicas para un parto sin problemas

bebé

Para facilitar el parto, es muy necesario que la mamá se relaje, dejando de lado los nervios y el stress. Las 3 técnicas que te contaremos te serán muy útiles para no preocuparte demasiado, sino que prepararte tanto en sentido físico como emocional para el parto y para disfrutar la llegada al mundo de tu pequeño.

Equipo Periodístico Facemamá
  1. Yoga para embarazadas

Esta práctica está muy relacionada con los ejercicios de respiración necesarios para controlar la ansiedad. El yoga se sugiere mucho para las embarazadas, y lo mejor es empezar cuanto antes para que domines esta disciplina.

Otros beneficios son que el yoga fortalece la musculatura y ayuda a tener un mayor control sobre el cuerpo y las emociones. Para esto se llevan a cabo diversas técnicas de respiración y meditación. Gracias a estos ejercicios puedes evitar sufrir del tan común dolor de espalda en el embarazo, así como controlar de mejor modo el dolor proveniente de las contracciones y del parto.

  1. Técnicas de estiramiento y respiración

Toda futura mamá debe preocuparse por lograr una buena respiración, ya que permite una mejor oxigenación –muy necesaria en el embarazo– y además produce un bienestar emocional al promover la relajación.

Puedes intentar esto: Cada día relájate, siéntate y respira profundamente. Debes inhalar durante 5 segundos, mantener el aire por 3 segundos y luego exhalar de manera lenta. Vuelve a practicar este ejercicio durante aproximadamente 10 minutos o cuando logres sentir la calma; sólo enfócate en el aire que aspiras y botas.

También puedes practicar algunos movimientos de gimnasia suaves como ponerte de pie con los brazos en alto, estirándolos, y luego moverlos hacia un lado y otro. No debes hacer ningún ejercicio brusco, porque podría ser peligroso para el bebé. Evita las torsiones o inversiones. Si te acostumbras a estirarte, tus músculos y articulaciones estarán sanos, y eliminarás todo stress.

  1. Técnicas de preparto en el agua

La hidrogimnasia es muy útil para prepararte para el parto, ya que al flotar baja la presión que tu guatita ejerce sobre tus piernas y articulaciones.

Además, este tipo de ejercicios en el agua fomentan una buena circulación sanguínea y consisten en movimientos sanos para el bebé. Fortaleces tus músculos y es súper relajante.

Quizás no lo habías pensado, pero las técnicas de preparto en el agua te ayudan a conectar emocionalmente con tu bebé, ya que te pones en su lugar, rodeada de agua (en su caso, dentro del saco de líquido amniótico)

¡De seguro estas técnicas te prepararán para el tan esperado día!


etapas del parto
Te puede interesar:

Etapas del parto