Inducción natural del parto

Inducción natural del parto: Todas las mujeres tenemos la idea de que cuando llega el momento del parto es como en las películas y se nos rompe la bolsa de una manera muy inesperada, o bien, comienzan las contracciones muy dolorosas. Así es como imaginamos que será la llegada del bebé, pero hay veces en que el trabajo de parto no comienza solo. Aprende cómo inducir el parto de manera natural en caso que tu bebé no quiera salir.

Experto: Pamela Machuca, matrona encargada de la unidad de Neonatología en Clínica San José de Arica

El trabajo de parto puede no presentarse debido a diversos factores, tales como que el feto sea muy grande, el bebé esté en mala posición, hay falta de contracciones uterinas, que la madre tenga problema de caderas, etc. Cuando ya estamos pasadas las 38 semanas de gestación es recomendable estimular el trabajo de parto y podemos ayudar con algunos métodos naturales que, según explica la Matrona Jeannette Machuca, pueden ser:

  • Caminar y bailar: el hecho de estar paradas y en movimiento, ayuda a descender la cabeza del feto y estimula las contracciones.
  • Estimulación de los pezones: producen un efecto hormonal que desencadena contracciones uterinas.
  • Relaciones sexuales: las prostaglandinas del semen actúan sobre el cuello uterino.

Cuando nos enfrentamos a estas situaciones, por lo general los médicos deciden esperar hasta las 40 semanas y darle la oportunidad a la naturaleza de hacer lo suyo. Sin embargo, de acuerdo a la matrona Machuca “posterior a este tiempo existe un riesgo de que el bebé sufra perdida de oxígeno, es decir, que la placenta comience a envejecer y no pueda nutrir ni oxigenar de la misma manera que lo hacía semanas atrás, motivo por el cual se decide inducir el parto”. Esto no es malo, pues se hace por el bien de bebé y sólo consiste en darle una especie de empujoncito a un proceso que no pudo iniciarse solo. Actualmente hay dos métodos que se utilizan con este fin:

  • La inserción de una píldora intravaginal, que realiza su efecto a nivel del cuello del útero, ayudándolo a reblandecerse y dilatar.
  • La oxitocina, una hormona que se introduce al organismo mezclada con un suero a través de las venas y produce su efecto en las fibras uterinas, respondiendo con contracciones.

Por último es importante señalar que debemos estar atentas a los movimientos de nuestros bebés, ya que eso nos indica que esta oxigenándose bien. Así que ¡tranquila! Si tu trabajo de parto se atrasó sigue estos consejos de la especialista y consulta a tu médico tratante si tienes alguna duda. Recuerda que él ha seguido todo tu historial médico y podrá darle respuesta a tus inquietudes.


Bolso para el hospital
Te puede interesar:

¿Qué debo llevar en el bolso para el hospital?