Las nuevas compañeras espirituales de la Maternidad

Las terapias naturales están de moda. Si están de modas, porque cada vez son más las mujeres que optan por un parto humanizado y una maternidad más consciente. Las madres de hoy buscan un apoyo espiritual que las acompañe en el parto. Esta labor la realizan las mujeres denominadas como Doula, quienes se preocupan de entregar una contención física y emocional que busca proteger el momento del parto.

Su misión es entregar apoyo y positivismo con acciones y palabras como por ejemplo decirle “lo estás haciendo muy bien”. También la ayudan realizándole masajes para obtener una mejor postura en el momento que viene una contracción. Está para lo que la necesite.

Existen muchas mujeres que son “Doulas” sin saber que lo son, a que me refiero, a las mamás que les hacen reiki a sus hijas por ejemplo, quienes están ahí creando un ambiente adecuado entregando y promoviendo una buena sensación de energía con música delicada y olores atrayentes.

Los benéficos de una doula en el parto son muchísimos:

  • Comodidad. Puede acudir a su domicilio al comienzo del parto.
  • Se rompe el ciclo de miedo-tensión-dolor mediante preparación y apoyo.
  • Presencia constante durante el embarazo, y desde el principio del parto hasta pasadas 1 o 2 horas después del mismo.
  • Se reduce en un 50% la probabilidad de cesárea.
  • Aumenta la probabilidad de parto vaginal.
  • Se reduce el consumo de analgésicos.
  • Se reduce en un 40% el uso de oxitocina.
  • Menos episiotomías.
  • Menor duración del parto.
  • Se reduce el uso del fórceps.
  • Se reduce el uso de la extracción con ventosa.
  • Menor riesgo de complicaciones y hospitalización para el recién nacido.
  • Menor riesgo de fiebre e infección en la madre.
  • Mayor probabilidad de una lactancia sin problemas.
  • Menor incidencia de la depresión postparto.
  • Menor nivel de ansiedad, lo que favorece una mejor interacción madre-hijo.
  • Experiencia positiva en el parto para la madre y su pareja.

La doula provee de cuidados emocionales y asistencia práctica a la mujer y a su familia antes, durante y tras el parto. Puede ofrecer información, consejo y soporte, pero no está cualificada para desarrollar ninguna tarea clínica, pero si puede tener amplios conocimientos sobre masaje, reflexología, homeopatía y lactancia. Es la persona elegida por la mujer y/o la pareja para protegerles en su experiencia del nacimiento.

Temas: , ,

Trucos para estimular el parto
Te puede interesar:

Posiciones para el trabajo de parto