Comidas divertidas y nutritivas para los niños en tiempo de Cuarentena

recetas con frutas y verduras primaverales

En este artículo encontrarás:

Sin duda alguna en esta cuarentena permanecer en casa es una maravillosa oportunidad para compartir con los más pequeños y además enseñarles cómo hacer sus comidas divertidas y de manera fácil, con ingredientes nutritivos y que seguramente tienes en tu hogar.

Cocinar con tus hijos te permite conocerlos mejor y entretenerlos para superar el aburrimiento y salir de la monotonía.  Pensando en ellos, te mostraremos a continuación, algunas recetas fáciles que puedes hacer con su ayuda para mantenerlos más activos y atentos.

Desayunos y Meriendas

1.- Ensaladas de Frutas

Para esta receta debes tener en casa frutas como:

  • Sandía
  • banana o plátano
  • papaya
  • melón
  • naranja
  • manzana
  • uvas
  • Miel (opcional)

Preparación

Pica las frutas (melón, sandía, banana o plátano, papaya, manzana y uvas) en trozos de cuadros pequeños y deja que las mezcle en un recipiente con zumo de naranja y un poco de miel. Dejen reposar, si prefieres en la nevera, de 5 a 10 minutos, sirvan y ¡a comer!.

2.- Batido de Banana (plátano)

Los batidos son ideales para aquellos niños que cada mañana tardan para terminarse el desayuno.

Ingredientes

  •     1 Banana (plátano) grande
  •     El zumo de ½ limón
  •     200 ml de leche de vaca o de soja
  •     3 cucharaditas de harina de avena
  •     ½ cucharadita de canela molida
  •     1 cucharadita de miel (opcional)

Preparación

Pela el plátano, trózalo y rocíalo con el zumo de limón; no solo evitarás que se oxide la pulpa, también aportarás vitamina C al batido.

A continuación, ponlo en el vaso de la batidora y añade la harina de avena, la leche y la canela. Tritura hasta obtener un batido suave y homogéneo. Si te parece que debería estar más dulce, añádele la miel y vuelve a batir.

3.- Tostadas con aguacate (palta)

El aguacate o palta es un alimento que aporta muchos beneficios tanto a niños como a adultos. Desde el punto de vista culinario está lleno de posibilidades.

Aguacate con espinacas

Ingredientes

  •     2 rebanadas de pan de molde
  •     1 aguacate
  •     Unas gotas de zumo de limón
  •     Espinacas baby frescas
  •     Tomates cereza
  •     Sal
  •     Semillas de sésamo

Preparación

Machaca la pulpa de aguacate, rocíala con el zumo de limón y sazónala ligeramente.

Tuesta las rebanadas de pan y úntalas con el aguacate. Reparte por encima unas hojas de espinacas, completa con los tomates lavados y cortados en rodajas.

Espolvorea con una pizca de sal y unas semillas de sésamo, y sirve.

Aguacate con queso y fresas

Ingredientes

  •     1 rebanada de pan de molde
  •     ½ aguacate grande
  •     Queso crema para untar
  •     2 o 3 fresas
  •     Unas gotas de vinagre balsámico

Preparación

Tuesta el pan y úntalo con un poco de queso. Corta la pulpa del aguacate en rodajas a lo largo y ponlas sobre el queso.

Lava las fresas, córtalas también en rodajas y colócalas encima del aguacate. Rocía con unas gotas de vinagre balsámico y sirve.

Aguacate con huevo

Ingredientes

  •     1 Rebanada de pan de molde
  •     ½ aguacate grande
  •     Unas gotas de zumo de limón
  •     1 huevo
  •     Aceite de oliva
  •     Sal
  •     Pimienta

Preparación

Tuesta el pan y úntalo con el aguacate machacado y mezclado con unas gotas de zumo de limón y un poco de sal.

Haz el huevo en la plancha con un poco de aceite hasta que la clara se haya cuajado. Ponlo sobre el aguacate, salpimienta y sirve.

4.- Bolitas de manzana

Puedes hacer estos bocadillos con anticipación y guardarlos en la nevera. Podrán tomarlos para desayunar o a media mañana, son muy prácticos.

Ingredientes

  •     1 taza de copos de avena
  •     ½ taza de almendras crudas o tostadas
  •     80 g de dátiles sin hueso
  •     80 g de rodajas de manzana seca
  •     2 cucharadas de zumo de limón
  •     1 ½ cucharadita de canela molida
  •     ¼ cucharadita de jengibre molido
  •     Sal

Preparación

Tritura las almendras en un robot de cocina o en la picadora durante un minuto, hasta que estén bien molidas.

Añade la avena, las rodajas de manzana seca, los dátiles picados, el zumo de limón, la canela, el jengibre y una pizca de sal. Vuelve a triturar hasta obtener una masa uniforme.

Ve tomando porciones de ella y forma bolitas, haciéndolas rodar entre las palmas de las manos. Si ves que la masa no está lo suficientemente compacta, añádele un poco de agua; pero hazlo en pequeñas cantidades, de cucharadita en cucharadita, para evitar pasarte.

5.-. Pudín de tostadas francesas

También para los más golosos de la casa existen posibilidades para que se satisfagan, para ellos esta deliciosa receta.

Ingredientes

  •     2 huevos grandes
  •     1 cucharadita de extracto de vainilla
  •     ½ cucharadita de canela molida
  •     1 cucharada de mantequilla ablandada
  •     4 rebanadas de pan de molde integral
  •     1 cucharada por taza de mini chips de chocolate, arándanos secos, pasas, nueces picadas…
  •     Azúcar, miel o jarabe de arce

Preparación

Bate los huevos con la leche, el extracto de vainilla y la canela. Engrasa ligeramente el interior de 4 tazas aptas para microondas con un poco de mantequilla ablandada.

Añade media rebanada de pan de molde cortada en cuadraditos a cada taza. Pon sobre el pan algunas pasas, nueces picadas, mini chips de chocolate o el ingrediente que prefieras. Agrega la otra media rebanada de pan cortada igual y más pasas, nueces, arándanos…

Por último, vierte un cuarto de la mezcla de leche en cada taza y cuece en el microondas, a la máxima potencia, hasta que el pudin esté cuajado, alrededor de un minuto y veinte segundos por taza.

Sirve caliente, espolvoreado con un poco de azúcar, o un hilo de miel o jarabe de arce.

6.- Yogurt, fruta y cereales

Con estos alimentos tienes todo lo que tus hijos necesitan para su primera comida del día. Ingredientes

  •     ½ taza de yogur griego natural
  •     ½ taza de quinoa cocida
  •     Unas cucharaditas de miel (al gusto)
  •     ½ taza de cereales Cheerios
  •     ½ granos de granada, unas fresas trozadas, unas frambuesas…

Preparación

Mezcla el yogur griego con la quinoa y la miel.

Coloca la mitad de la mezcla de yogur en el fondo de un vaso o un cuenco. Cubre con la mitad de los cereales y añade la mitad de la granada o la fruta que quieras emplear.

Repite las capas una vez más y sirve inmediatamente.

Almuerzos y Cenas

1 Brochetas de albóndigas

Esta receta es deliciosa y les va a fascinar a tus hijos. Además, está súper bien que aprendan a prepararla. Hay dos formas para hacer las albóndigas, una es al horno y otra freírlas, tú decides.

Ingredientes

  •     500 g de carne picada
  •     Mezcla de ajo en polvo y perejil
  •     1 huevo
  •     2 cucharadas de pan rallado (para la mezcla)
  •     Harina o pan rallado (para el exterior)
  •     1 taza de salsa barbacoa
  •     1 pimientos rojo
  •     1 pimiento amarillo
  •     Aceite de oliva
  •     Sal

Preparación

Mezcla la carne picada con el ajo y el perejil, el huevo, el pan rallado y un poco de sal. Forma bolitas pequeñas y pásalas por harina. Lava los pimientos, elimina las semillas y córtalos en cuadrados de unos 2,5 cm. Precalienta el horno a 180°C, con calor arriba y abajo.

Ensarta las albóndigas y los trozos de pimiento, alternándolos, en unas brochetas. Ponlas en una fuente de horno untada con aceite y rocíalas con un poco de aceite, mejor en aerosol.

Ásalas durante 20 minutos, más o menos. Ve dándoles la vuelta y, cuando empiecen a dorarse, pincélalas uniformemente con la salsa barbacoa. Sube la temperatura a 200°C y deja que se doren por todas partes con el grill encendido.

Si lo prefieres, también puedes freír las albóndigas antes en una sartén con aceite, luego las escurres. Cuando se templen un poco, montas las brochetas con los pimientos y las haces a la plancha unos seis minutos, pincelándolas con la salsa barbacoa cada minuto. Sírvelas en seguida.

2.- Rollitos de jamón y huevo

Esta es una receta sumamente sencilla y de pocos ingredientes. Muy rápida de hacer y excelente opción para las cenas.

Ingredientes

  •     8 huevos grandes
  •     16 láminas de jamón cocido o el que prefieras
  •     100 g de queso rallado
  •     100 g de espinacas baby
  •     2 tomates en conserva trozados
  •     2 cucharaditas de ajo en polvo
  •     Aceite de oliva
  •     Sal
  •     Pimienta negra recién molida

Preparación

Casca los huevos en un cuenco, añade sal, pimienta y el ajo en polvo. Pon al fuego una sartén grande con tres o cuatro cucharadas de aceite, añade los tomates y las espinacas, y saltéalos cinco minutos.

Vierte los huevos y cuájalos ligeramente, removiendo todo el tiempo con una cuchara de madera, Añade el queso, remueve y retira del fuego. Ten en cuenta que el revuelto debe quedar poco hecho, jugoso.

Precalienta el horno a 200°C, con calor arriba y abajo. Coloca en una tabla dos láminas de jamón ligeramente acaballadas. Extiende en horizontal una cucharada grande del revuelto y enróllalas. Repite el proceso con el jamón restante y los huevos revueltos.

Coloca los rollitos en una fuente resistente al calor poco profunda. Ásalos 5 minutos y sirve en seguida.

3.- Muffins de espinacas y queso

En este platillo los niños pueden ayudar en su preparación realizando labores como tamizar la harina, añadir ingredientes, removerlo. Luego podrán comprobar cómo eso que han ayudado a preparar crece en el horno y se convierte en unas deliciosas magdalenas.

Ingredientes

  •     2 tazas de harina con levadura
  •     2 huevos
  •     1 ½ tazas de leche
  •     250 g de queso rallado en hebras
  •     ½ taza de jamón cocido picado
  •     150 g de espinacas baby
  •     Sal
  •     Aceite de oliva
  •     Hierbas secas al gusto (opcional)

Preparación

Tamiza la harina en un cuenco grande. Bate los huevos en un bol con un poco de sal. Lava las espinacas, escúrrelas y sécalas bien. Luego pícalas.

Haz un hueco en la harina, como formando un volcán, y agrega en el centro los huevos, la leche, el queso y el jamón. Mezcla hasta integrar bien todo. Precalienta el horno a 180°C.

Unta con un poco de aceite un molde para muffins de doce unidades, o dos de seis. Espolvoréalos con las hierbas si quieres e introduce la preparación anterior a cucharadas, llenando los moldes solo hasta dos tercios de su capacidad.

Hornéalos de veinte a veinticinco minutos, hasta que estén dorados y al pincharlos en el centro con una brocheta, esta salga limpia. Deja que reposen diez minutos sobre una rejilla, desmolda y sirve.

4.- Pizzas sonrientes de pan de pita

Esta propuesta es una de las que más les van a encantar, ya que pueden participar en casi todo el proceso. Además, es súper fácil y rápida.

Ingredientes

  •     2 panes de pita
  •     ¼ taza de salsa de tomate casera
  •     80 g de atún en aceite de oliva
  •     ¼ taza de mezcla de quesos rallados
  •     Aceitunas negras en rodajas
  •     1 trozo de pimiento verde
  •     1 trozo de pimiento rojo
  •     1 trozo de pimiento amarillo
  •     1 ramita de romero o eneldo fresco

Preparación

Corta cada pan de pita por la mitad, de modo que obtengas cuatro discos. Ponlos en la bandeja del horno cubierta con papel vegetal, con la parte cortada hacia arriba y separados entre sí.

Extiende sobre ellos la salsa de tomate, reparte el atún escurrido y desmigado y añade una cucharada de la mezcla de quesos.

Lava los pimientos y córtalos en medias rodajas y en tiras, para formar las bocas, las cejas y la nariz. Precalienta el horno a 200°C.

Coloca las aceitunas sobre el tomate para hacer los ojos y completa con los pimientos para terminar de hacer las caritas. Si quieres que alguna tenga bigote, usa una ramita de eneldo o romero lavada y seca.

Hornea las pizzas durante unos cinco minutos, hasta que el pan se caliente y el queso se funda.

5.- Pasta con salsa cremosa de queso

En vista de que la pasta es uno de los platos preferidos de los niños. En esta receta ellos podrán ayudar añadiendo ingredientes y removiendo cada vez que haga falta.

Ingredientes

  •     300 g de pasta corta
  •     2 tazas de queso cheddar rallado
  •     1 taza de leche entera
  •     Sal
  •     Pimienta negra recién molida

Preparación

Cuece la pasta en abundante agua con sal. Retírala unos dos minutos antes del tiempo indicado en el envase para que quede al dente.

Escúrrela y ponla en un cuenco grande apto para el microondas. Añade el queso, la leche y un poco de pimienta, y remueve bien

Tapa el recipiente y cuece en el microondas, a máxima potencia, un minuto. Mezcla, vuelve a tapar y cuece uno o dos minutos más, hasta que la pasta esté en su punto y la salsa quede cremosa y suave. Ajusta el punto de sal si es necesario y sirve inmediatamente.

6.- Quesadillas fáciles

Una cena fácil con la que los niños te pueden ayudar en muy pocos minutos y que les encantará.

Ingredientes:

  •     tortillas de harina grandes
  •     verduras variadas
  •     frijoles cocidos
  •     carne cocinada y desmenuzada
  •     maíz fresco
  •     arroz cocido
  •     aceite
  •     queso rallado

Preparación:

Si el relleno es procedente de sobras de otras comidas calienta en una cacerola o en el microondas. Si se trata de ingredientes crudos tienes que cocinarlos antes de preparar tus quesadillas.

Coloca un poquito de aceite o mantequilla en la sartén y pon las tortas para que se doren.

Coloca abundante queso sobre la torta y, a continuación, el relleno en una mitad de la misma.

Dobla y cocina por ambos lados.

Ya tienes tu plato listo para servir.

7.- Pan pizza (pizzeta)

Una variación de la pizza es esta receta que se realiza con pan en lugar de la masa tradicional.

Ingredientes:

  •     1 baguette crujiente
  •     pechuga de pollo
  •     pesto de albahaca
  •     tomates cherry
  •     queso mozzarella rallado
  •     queso parmesano
  •     aceite

Preparación:

Precalienta el horno a 180°C. Mientras en una sartén calienta aceite y dora las pechugas de pollo. Retira y parte en trozos.

Corta el pan de forma longitudinal. Coloca las mitades por el lado de la amiga hacia arriba para hornear.

Extiende el pesto de albahaca sobre el pan. Cubre con la mitad de los tomates partidos y la mitad del pollo.

Espolvorea con queso mozzarella.

Coloca otra capa con el resto de tomates y pollo.

Hornea hasta que el pan esté caliente y el queso derretido, alrededor de 10 minutos.

Puedes decorar, antes de servir con un chorrito de aceite de oliva y virutas de parmesano.

Estas y muchas otras recetas te servirán para compartir tiempo de calidad con los más pequeños de la casa, aprender a conocer sus gustos en lo que a comidas se refiera y ayudarlos con su nutrición.

Temas:

La sorprendente técnica con la que bebés de tres meses aprenden a ponerse de pie
Te puede interesar:

¿Por qué algunos niños tienen la lengua agrietada? Causas y tratamiento