Náuseas y vómitos en el embarazo ¿Qué comer?

embarazo

En este artículo, exploraremos qué comer para aliviar las náuseas y vómitos durante el embarazo, proporcionando opciones saludables y consejos útiles para una alimentación adecuada.

El embarazo es un momento emocionante y maravilloso en la vida de una mujer, pero también puede venir acompañado de síntomas desagradables como náuseas y vómitos. Estas molestias, conocidas como «náuseas matutinas», pueden ocurrir en cualquier momento del día y afectar la calidad de vida de la futura mamá.

¿Por qué ocurren las náuseas y vómitos en el embarazo?

Las náuseas y los vómitos durante el embarazo son comunes y se cree que están relacionados con los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo de la mujer.

La hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (HCG), puede desencadenar estas molestias. Además, otros factores como el aumento de la sensibilidad al olor y los cambios en el sistema digestivo también pueden contribuir a las náuseas y vómitos.

Según manifestó la nutricionista Gloria Rebolledo de la Clínica Dávila, entre un 50 y 80% de las embarazadas experimentan náuseas y vómitos, principalmente durante el primer trimestre del embarazo.

“Esta condición está fuertemente ligada a los cambios hormonales y no tiene causas bien conocidas, no constituye una patología pero si pueden llegar a provocar deshidratación, desequilibrio hidroelectrolítico o bajas de peso, donde requerirá tratamiento médico para su contención”, acotó la especialista.

Alimentos recomendados para aliviar las náuseas y vómitos

¿Qué comer?

Seguramente te has visto afectada por estas molestas náuseas y no sabes cómo alimentarte. Facemama te entrega algunos consejos para que no te desesperes y tomes esta situación con calma, recuerda que a partir del segundo trimestre del embarazo estos síntomas comenzarán a desaparecer, precisamente cuando tu cuerpo se haya adaptado a todo este proceso.

Como primer consejo, la nutricionista recomienda que las comidas sean de bajos volúmenes y varias veces al día. Las medidas pequeñas de alimento permiten que el estómago los maneje mejor, favoreciendo su paso al intestino de forma más rápida. Además, las consistencias sólidas disminuyen el riesgo de reflujo gastroesofágico.

No mezcles los alimentos con líquidos, con ello evitarás los vómitos. En este sentido, la profesional acota que es mejor ingerirlos entre las comidas, a temperatura ambiente o tibios y tomando sorbos pequeños y frecuentes. No prefieras aquellos con olores o sabores fuertes, ni tampoco gasificados.

Pon atención con los aromas, aquellos que son neutros disminuyen la sensación nauseosa. Los sabores de estas características también son favorables, reducen la secreción gástrica, por lo que se atenúa la probabilidad de provocar vómitos.

En la mañana durante el desayuno consume alimentos sólidos, ya que en palabras de la especialista, “mantienen la saciedad por más tiempo y pueden ayudar a disminuir la frecuencia de vómitos”. Te recomendamos provisiones como galletas de salvado, agua o soda; pan pita o tostadas de pan integral.

En cuanto al azúcar, no la consumas en exceso, ya que ésta aumenta la sensación nauseosa al fermentar en el estómago.

Si estás experimentando náuseas y vómitos durante el embarazo, es importante cuidar tu alimentación para mantener un equilibrio nutricional adecuado. Aquí hay algunos alimentos y estrategias que pueden ayudarte:

  • Alimentos ricos en proteínas: Los alimentos ricos en proteínas, como el pollo, el pescado, los huevos, los lácteos y las legumbres, son fuentes de nutrientes esenciales y pueden ayudar a reducir las náuseas. Intenta incluirlos en tus comidas principales y meriendas.
  • Alimentos ricos en vitamina B6: La vitamina B6 se ha asociado con la reducción de las náuseas en el embarazo. Puedes encontrarla en alimentos como plátanos, papas, aguacates, pollo, pescado y cereales integrales.
  • Alimentos ricos en fibra: La fibra ayuda a mantener un sistema digestivo saludable y puede ayudar a aliviar las náuseas y vómitos. Opta por alimentos como frutas frescas, verduras, cereales integrales y legumbres.
  • Alimentos fríos o a temperatura ambiente: Los alimentos calientes o con olores fuertes pueden desencadenar las náuseas. Opta por alimentos fríos o a temperatura ambiente para reducir las molestias. Puedes probar alimentos como yogur, ensaladas, batidos o helados.
  • Pequeñas comidas frecuentes: En lugar de hacer comidas grandes, opta por hacer comidas pequeñas y frecuentes a lo largo del día. Esto puede ayudar a mantener un nivel constante de nutrientes en tu cuerpo y evitar la sensación de saciedad excesiva.

Estrategias adicionales para aliviar las náuseas y vómitos

Además de una alimentación adecuada, existen otras estrategias que pueden ayudar a aliviar las náuseas y vómitos durante el embarazo:

  • Evita olores desagradables: Los olores fuertes pueden desencadenar las náuseas. Intenta evitar los olores que te desagraden y mantén los espacios bien ventilados.
  • Descansa lo suficiente: El descanso adecuado puede ayudar a reducir las náuseas y vómitos. Asegúrate de dormir lo suficiente y tomar descansos regulares durante el día.
  • Bebe líquidos: Mantenerte hidratada es importante durante el embarazo. Bebe líquidos en pequeñas cantidades a lo largo del día para evitar la deshidratación.
  • Evita comidas grasas y picantes: Los alimentos grasos y picantes pueden empeorar las náuseas. Trata de evitarlos o limitar su consumo durante el embarazo.

Buenos hábitos

Si deseas evitar estas típicas náuseas y vómitos en el embarazo, debes mantener ciertas costumbres. Por ejemplo, es bueno que te alimentes en un ambiente relajado y tranquilo, reposando al menos 15 minutos después de cada ingesta. No comas apurada, y si puedes, sal a dar un paseo luego de almorzar.

En la noche, la especialista recomienda que no consumas alimentos inmediatamente antes de acostarte, prefiriendo aquellos de tipo sólido, en bajo volumen y templados. Una alternativa son los fideos blancos con ave grille.

Y sobre todo, recuerda que estos nueve meses son los menos indicados para seguir una dieta. Consulta con tu médico si manifiestas problemas en tu digestión y si las náuseas y vómitos se prolongan más de lo necesario.

Cuándo buscar ayuda médica

Si las náuseas y vómitos son severos y persistentes, es importante buscar ayuda médica. En algunos casos, puede ser necesario recurrir a medicamentos para aliviar las molestias y garantizar una adecuada nutrición para ti y tu bebé.

En conclusión, las náuseas y vómitos durante el embarazo son síntomas comunes, pero pueden ser incómodos. Siguiendo una alimentación adecuada, rica en proteínas, vitamina B6 y fibra, y aplicando estrategias adicionales, es posible aliviar estas molestias.

Recuerda que cada embarazo es único, por lo que es importante escuchar a tu cuerpo y buscar ayuda médica si es necesario para garantizar un embarazo saludable y cómodo.


exceso de líquido amniótico
Te puede interesar:

Exceso de líquido amniótico: Polihidramnios