Tareas del hogar para niños

tareas del hogar para niños

Casi todas las familias esperan que los niños contribuyan de alguna manera a la vida familiar. Algunos niños tienen tareas domésticas o trabajos de los que son responsables todos los días o semanas. Otros niños ayudan cuando sus padres se lo piden. De cualquier manera, no está mal involucrar a los más pequeños, estas son algunas tareas del hogar para niños que puedes poner en práctica.

Tareas domésticas: buenas para los niños, buenas para toda la familia

Los pequeños pueden aprender mucho haciendo las tareas del hogar. Hacer las tareas domésticas ayuda a los niños a aprender sobre lo que deben hacer para cuidarse a sí mismos, a un hogar y a una familia. Aprenden habilidades que pueden usar en su vida adulta, como preparar comidas, limpiar, organizar y mantener un jardín.

Estar involucrado en los quehaceres también les brinda a los niños experiencia en habilidades de relación, como comunicarse claramente, negociar, cooperar y trabajar en equipo.

Cuando los niños contribuyen a la vida familiar, les ayuda a sentirse competentes y responsables. Incluso si no disfrutan de la tarea, cuando continúan tienen la sensación de satisfacción que conlleva terminar una tarea.

Y compartir las tareas del hogar también puede ayudar a las familias a trabajar mejor y reducir el estrés familiar. Cuando los niños ayudan, las tareas se hacen antes y los padres tienen menos que hacer. Esto libera tiempo para que la familia pase juntos haciendo cosas divertidas.

Tareas del hogar para niños ¿Cómo involucrarlos?

El secreto para involucrar a los niños en las tareas del hogar es pedir contribuciones que tú valores y que se adapten a las edades y habilidades de tus hijos. Una tarea demasiado difícil para un niño puede ser frustrante, o incluso peligrosa, y una que es demasiado fácil puede ser aburrida.

Incluso un niño pequeño puede comenzar a ayudar si eliges actividades que sean adecuadas para su edad. Puedes comenzar con trabajos simples como cuidar sus propios juguetes. Tareas como esta envían el mensaje a tu hijo de que su contribución es importante.

También es importante pensar en las tareas que involucran a tu hijo en el cuidado de la familia en general. Una simple es lograr que tu hijo lo ayude a poner o quitar la mesa. Es probable que trabajos como estos le den a tu hijo un sentido de responsabilidad y participación.

Si tu hijo es lo suficientemente mayor, puedes tener una discusión familiar sobre las tareas domésticas. Esto puede reforzar la idea de que toda la familia contribuye al funcionamiento del hogar. Los niños mayores de seis años pueden ayudar a decidir qué tareas prefieren.

Puedes motivar a tu hijo para que se involucre en las tareas:

  • Haciendo la tarea juntos hasta que tu hijo esté listo para hacerlo solo
  • Tener claro cuáles son las tareas de cada persona para cada día o semana: escríbelas para que sean fáciles de recordar
  • Hablando de por qué es genial que se haya hecho un trabajo en particular
  • Mostrando interés en cómo tu hijo ha hecho el trabajo
  • Alabando el comportamiento positivo
  • Usando una tabla de recompensas para realizar un seguimiento de las tareas completadas y dar pequeñas recompensas, como elegir un programa de televisión o una comida familiar.
Temas: , ,

bebé
Te puede interesar:

¿Es recomendable usar anestesia en niños?