¿Por qué le cuesta tanto leer?

Niña ayuda

Si crees que a tu pequeño le cuesta mucho leer, podría tener un trastorno específico llamado dislexia que se encuentra presente entre un 10% y un 15% de la población.

Experto: Manuel Arriaza, Neurólogo de Clínica INDISA

Cuando nuestros hijos están aprendiendo a leer se hace cotidiano que intenten impresionarnos leyendo algún extracto de un cuento o los carteles publicitarios. Todo para hacernos sentir orgullosos y felices de sus nuevos logros.

Sin embargo, esta felicidad se ve obstruida cuando no logran leer en forma fluida, el ritmo es notablemente más lento que la media del curso, confunden las letras y se les hace muy difícil recordar rimas u oraciones, entre otros aspectos.

Frente a estas dificultades, el niño podría tener un trastorno específico llamado dislexia, que se encuentra presente entre un 10% a un 15% de la población.

El neurólogo de Clínica INDISA Manuel Arriaza nos señala que los padres debemos estar atentos especialmente cuando los niños presentan:

  1. Antecedentes familiares de trastornos de aprendizaje.
  2. Alguna patología perinatal (este período abarca desde la semana 28 de gestación hasta los primeros siete días después del parto).
  3. Trastornos de lenguaje.
  4. Un ritmo de aprendizaje más lento que el promedio de su curso.
  5. Confusión de palabras que se parecen fonéticamente.
  6. Dificultades para recodar secuencias, rimas y/o identificar colores.
  7. Problemas en el reconocimiento de la lateralidad.

El especialista agrega que el trastorno “se produce por una dificultad para relacionar los sonidos de las palabras (fonemas), con las letras del abecedario (grafemas) que representan esos sonidos. Esto sugiere una disfunción leve en zonas del cerebro vinculadas con el lenguaje”.

Frente a estas dificultades se debe llevar al menor al psicopedagogo, quien le hará los exámenes pertinentes para identificar si padece este trastorno. En general el tratamiento suele ser a largo plazo, por lo que los cambios no serán notorios a la brevedad.

“Es fundamental que la familia se eduque respecto al tema y busque un colegio comprometido en sacar adelante a estos niños y que cuente con personal calificado. También se debe realizar un tratamiento psicopedagógico personalizado y, solo en caso que la dislexia coexista con otra patología, utilizar medicamentos”, señala el doctor Manuel Arriaza, experto en neurología.


¿ Cómo hablarle a los niños del sismo sin que entre en pánico?
Te puede interesar:

Sismo: cómo deben actuar los niños si están en la escuela