Neuronas espejo en los niños: ¿Cómo funcionan?

impulsar el desarrollo cerebral del bebé

Todos los seres humanos poseemos estas neuronas espejo, pero como padre es muy importante saber su funcionamiento para que ayudes a tu hijo en su proceso de formación y aprendizaje, tanto en el aspecto personal, como en el educativo. Para que sepas cómo hacerlo Facemama te presenta el siguiente artículo, así que presta mucha atención.

Los niños aprenden a través de un mecanismo que le permite imitar y es muy importante, debido a que esta es la forma como empiezan a socializar e intercambiar conocimientos y actitudes con otros. Con los años y mediante estudios realizados se ha podido determinar que éstos observan qué hacen y sienten sus padres, hermanos y todo aquel que se encuentre a su alrededor o en su contexto social y cultural. 

Es fundamental destacar que los seres humanos desde el nacimiento estamos dotados con dicho mecanismo. Para muestra de ello, tenemos que los bebés, con unos días de vida son capaces de imitar expresiones faciales de la madre y algunas semanas más tarde, logran manifestar emociones primordiales como la felicidad o el enojo. Pero ¿debido a qué sucede esto?, ¿cómo puede ser posible?

Todas estas acciones tienen una respuesta y es que en el cerebro del niño estas neuronas espejo se activan mediante la observación. Cuando los pequeños observan un gesto o una acción por parte de sus padres, simulan mentalmente las acciones que éstos le presentan y también las interpretan. Lo que ocurre también, es que de forma natural, el niño aprende a deducir las intenciones de sus padres o de aquellos que lo rodean, asimila el significado y practica la interacción con sus hermanos, padres y otros miembros de la familia.

Cabe destacar que, en el proceso de aprendizaje del ser humano, desde el nacimiento, las neuronas espejo proporcionan a los niños la posibilidad de interpretar las emociones de los padres y les permite acceder a su mundo mental, participando directamente en la comprensión de las conductas, mediante el aprendizaje por imitación y el procesamiento del lenguaje.

Neuronas espejo y empatía ¿Qué significa?

Cuando de educación se trata, podemos mencionar que las neuronas espejo son las células que constituyen la esencia cerebral de la imitación y la empatía, características tan necesarias como interesantes, ya que son decisivas para el aprendizaje, tanto de acciones como de emociones e intenciones. Esto quiere decir que, no solo somos ‘imitadores’ de lo que observamos, como un bostezo o un gesto, sino que además, de lo que el otro siente o de lo que nos imaginamos que siente.

Para el aprendizaje de las conductas y respuestas ante las emociones se requiere de la imitación y la observación de reacciones de otros y es ello lo que conforma la experiencia en los niños. Cabe destacar que, sólo la imitación no basta en el niño, porque éste necesita comprender y conocer qué se está haciendo y por qué.

En este punto se hace necesario resaltar que, la cultura humana se basa en la capacidad de imitar y transmitir conocimiento a otros, por esta razón es que se presenta como un recurso educativo de mucha importancia y para que se lleve a cabo el aprendizaje de forma óptima necesita la creatividad, aquella que debe ser desarrollada por los padres, aquella que requiere de inteligencia y conlleva originalidad y finalmente aquella que es fundamental a la hora de interactuar con sus hijos.

Ten presente que cuando tu hijo observa todo lo que haces, sus neuronas se encienden en su cerebro y actúan como si él estuviera teniendo la misma experiencia que tú. Por ejemplo, si un insecto se te sube al brazo y sientes rechazo ante esto, tu hijo también llegará a sentir la misma sensación ante éste como si fuera quien estuviese experimentando este episodio.

Los vínculos humanos se forman basándose bajo la comunicación y la empatía, quiere decir que, tenemos la capacidad de percibir a otros, nos ponemos en su lugar y de forma imitativa llegamos a comprender a los demás. 

¿Qué relación tienen las Neuronas espejo con la educación de los niños? 

Repasando lo anteriormente expuesto, podemos observar que cualquier cosa que hagamos para darle la mejor educación a nuestros hijos, el ejemplo que les demos será lo primordial y tendrá una gran repercusión en ellos, debido a que el aprendizaje se produce más por lo que se ve que por lo que se dice.

Por este motivo, como padres debemos recordar que tenemos una gran responsabilidad a la hora de guiar y enseñar a los hijos, porque precisamente somos sus modelos a seguir. Siempre están observando nuestras fortalezas, debilidades, las respuestas que ofrecemos ante sus inquietudes, así como de las actitudes y acciones que realizamos y que pueden favorecer o complicar su aprendizaje y desarrollo en la sociedad.

No debes olvidar que el ambiente que generamos en la familia, los tonos de voz fuertes o los gritos, la paz y la armonía o el estrés, formarán parte de las representaciones mentales en los cerebros de los pequeños, y son sus neuronas espejo quienes se encargarán de ensayar silenciosamente todos estos ejemplos durante todo el día para dar paso a sus reacciones al momento en el que se presente la oportunidad.

Entendamos entonces, que siempre se enseña o aprende algo en la vida, y en ocasiones puede que sea negativo. Por ende, se debe reflexionar sobre la capacidad para guiar a nuestros hijos y además, sobre la forma en que lo hacemos. Recuerda que para lograr esto podemos sustituir los discursos con acciones, resolver en equipo los inconvenientes y trabajar unidos.

Por último, ten presente que las neuronas espejo dentro de nuestro cerebro no son más que la demostración de que coexistimos como seres sociales por naturaleza y que necesitamos convivir con otros para aprender imitando sus valores, así como los procesos éticos y el conocimiento que todo niño tiene derecho a desarrollar para su comportamiento en la sociedad.

Temas: ,

niña
Te puede interesar:

Estimula la práctica de un deporte en tus hijos