Los elogios adecuados fomentan una autoestima saludable en los niños

Los elogios adecuados fomentan una autoestima saludable en los niños

Los elogios en los niños, usados ​​correctamente, tienen efectos sorprendentes en su autoestima. Las palabras correctas hacen que los niños se sientan valorados fomentando una buena actitud en la vida y las cosas que quieren lograr.

Los elogios: Mentalidad fija y la mentalidad creciente

Para lograr una buena autoestima, primero se deben reconocer dos tipos de mentalidad humana. Estas son la mentalidad fija y la mentalidad creciente. La mentalidad fija consiste en creer que las habilidades que tienes son innatas y no se pueden cambiar, si no eres bueno en algo no puedes hacer nada al respecto.

La mentalidad creciente piensa que las habilidades se adquieren pero se desarrollan con la experiencia y cree que si no puedes hacer algo, con práctica y dedicación seguramente puedes mejorar los errores que siempre aprendes.

En los pequeños se puede desarrollar una mentalidad fija o de crecimiento en función de los estímulos recibidos a diario.

Según un estudio, cuando los padres están preocupados por un error que cometieron sus hijos y perciben ese error de manera negativa, los alientan a tener una mentalidad fija, en comparación con los padres que les enseñan a aprender de los errores que los motivan a continuar y fomentan una mentalidad de crecimiento que potencie tu inteligencia, tu autoestima a través del aprendizaje a través del esfuerzo y la constancia.

¿Cuándo evitar los elogios?

Por eso, debes evitar los elogios cuando no se han esforzado. Si solo da elogios, se conformará con lo básico, se apegará al bien o al mal, porque sabe que los elogios siempre serán suyos, arregla que no le permita avanzar ni presentarse.

El premio y la felicitación se deben dar por logros basados ​​en la dedicación, perseverancia y disciplina, enfocándose no solo en el resultado que se podría lograr, sino también en lograr ese resultado.

Estos elogios deben ser claros y concisos, un «bien hecho» no es suficiente, no se pone énfasis en la precisión que hicieron bien. Se supone que todo está bien y no mejorarán.

Evita elogiar en exceso

Nadie debe ser elogiado en exceso para no sentirse perfecto o creer que debe serlo en todo momento, si se acostumbra a ser elogiado cada vez que hace algo, estará en busca de reconocimiento y si no se experimenta a sí mismo. -La autoestima y la seguridad de la autoestima se verán comprometidas.

Hay que motivar a los niños a ser independientes y arriesgados, a hacer las cosas por sí mismos, dejar que tomen decisiones en determinadas situaciones para que aprendan que estas tienen buenas o malas consecuencias y felicitarles por los logros, que son escasos en sus fortalezas y fortalezas

Es muy sabio dar a conocer sus debilidades, con palabras adecuadas que ofrezcan mayor certeza a pesar de sus fallas, y deben entender que siempre tienen que mejorar, pero son seres valiosos con muchas fortalezas y habilidades suficientes para lograr todo lo que se propongan


verano
Te puede interesar:

Infecciones de verano, previene y disfruta