Importancia del cuidado de la vista en los niños

¿Qué es el sentido de la vista?

La vista es el sentido más importante para el ser humano, ya que, el 80% de la información que recibimos entra a través de los ojos y no nos referimos sólo a las imágenes, sino también a todas las sensaciones que le acompañan. Es por esta razón, que es sumamente trascendental que el sistema visual sea eficaz, porque de no ser así podría afectar tanto al aprendizaje como al comportamiento.

Tener una buena visión es esencial para una correcta ejecución de las actividades de la vida diaria, sobre todo en edades tempranas. Por eso, es de suma importancia que como padre ayudes a tu hijo a mantener una correcta higiene visual. Hay que tener en cuenta que la visión es un sentido de relación por el que se percibe todo lo que está alrededor y que genera una respuesta, lo que significa que si desde pequeño se tiene una buena agudeza visual se disfrutará de una mejor calidad de vida.

Es importante destacar que en los niños el sentido de la vista, como cualquier otro aparato y sentido de nuestro cuerpo, tiene un progreso de desarrollo gradual. Cuando nacen y a medida que crecen, dicho sentido se va perfeccionando, hasta alcanzar su desarrollo total, esto ocurre aproximadamente al noveno mes de vida. Sin embargo, con el paso de los años los problemas de salud en la vista se agravan debido a que se sufren cambios y complicaciones, es decir, se enferman.  

¿Por qué es importante cuidar la vista de los niños?

Como te mencionamos anteriormente, la visión es uno de los sentidos más funcionales del ser vivo, debido a que, desde pequeños se utiliza a diario para reconocer un rostro, para acercarse a dar una caricia, para ver las señales y avisos, o para bajar o subir un escalón con diferentes grados de iluminación, es muy importante preservarla lo más intacta posible.

Cuando este sentido enferma presenta alteraciones visuales que pueden ser fuente de inmovilidad, caídas, falta de higiene, entre otras. Todo ello hará que los niños, puedan caer en una depresión e incrementar su deterioro, produciendo así una limitación en su calidad de vida.

¿Cómo debemos cuidar el sentido de la vista en los niños?

Debemos tener siempre en cuenta que más allá de los controles periódicos con el pediatra, entre los cuales se encuentran los chequeos oftalmológicos, se pueden aplicar algunas de las recomendaciones que facemama te trae para mantener la vista de tu pequeño sana.

En primer lugar, la alimentación. Se debe llevar una dieta sana, rica en vitaminas, sobre todo de la vitamina A y antioxidantes le permitirá mantener una vista saludable. Además de la zanahoria, la contienen los espárragos, los albaricoques, las nectarinas y la leche.

Otra cosa que debes hacer es mantener sus ojos hidratados, sobre todo cuando pasa tiempo delante del ordenador con las tareas del colegio. Es recomendable que parpadee a menudo y se debe ventilar la estancia. Si con lo mencionado anteriormente aún tiene sequedad ocular, puedes como padre consultar al especialista y recurrir a soluciones individuales de lágrima artificial y, por supuesto, que beba mucha agua a durante el día.

También, debemos recordarles a los niños que sean muy cuidadosos con las manos. Los niños juegan en la tierra o el pasto y a veces, pasan sus manos rascándose los ojos, esto puede ocasionar una infección, por lo que hay que ser claros al transmitir las pautas de salud e higiene.

Cuando lea o realice cualquier otro esfuerzo visual a corta distancia, asegúrate de que tenga luz suficiente con el fin de prevenir la fatiga ocular. También es recomendable que realice breves pausas, para que la vista descanse.

De igual manera, no podemos dejar de lado el hecho de evitar el exceso de exposición frente al ordenador, el móvil o la televisión cuando juegue o realice las tareas, así como, mantenerse a una distancia moderada de las pantallas.

Por otra parte, los masajes realizados con leves presiones alrededor de los ojos o sobre ellos son muy útiles para rebajar la tensión que se acumula en los propios ojos y los músculos que los rodean. Enseña a tu hijo que la práctica de ejercicios de cambio de enfoque o de relajación muscular permiten aliviar la fatiga visual.

Recuerda que debes colocarle unas gafas solares de calidad y con protección a los rayos UV, para evitar los efectos nocivos del sol ante la exposición prolongada.

Por último, debes llevar a tu hijo al oftalmólogo regularmente. Muchos problemas oculares no presentan síntomas, por lo que debe acudir al especialista al menos una vez al año para que realice un examen de sus ojos y del estado de su visión. Además, si ya está corrigiendo problemas de refracción con gafas o lentillas, es muy importante que verifique de forma habitual su graduación.

¿Cómo detectar los problemas en la vista de los niños?

Un indicador de que algo no está bien con la visión de los pequeños, sobre todo a partir de los 3 años y de que no debes dudar en consultar al médico son los siguientes signos:

  • Falta de coordinación.
  • Dificultad para reconocer figuras o formas a corta, media o larga distancia.
  • Dolores de cabeza.
  • Escozor.
  • Sequedad constante.

Por otra parte, en bebés, debes permanecer atenta ante lo siguiente:

  • Si no sigue objetos con la vista a partir de los 3 meses de edad.
  • Uno o ambos ojos no se mueven en alguna dirección particular.
  • No es capaz de dejar sus ojos fijos.
  • Manchas o decoloración en las pupilas.

Finalmente, considera que existen factores que persuaden a una persona a sufrir problemas en la vista. Los mismos, pueden ser naturales, sobre todo si otros miembros de la familia los han presentado por su genética, o patológicos, bien sea por accidentes, traumatismos o por exposición a estímulos perjudiciales.


Bebé de 15 meses
Te puede interesar:

“Mañas” de los niños a la hora de comer