Importancia de jugar con los niños

Importancia de jugar con los niños

El juego es esencial para el desarrollo saludable de un niño. El juego es tan importante para el desarrollo óptimo de los niños. ¿Cuál es la importancia de jugar con los niños?

Jugar con tu hijo desarrolla la autoestima del niño, le ayuda a aprender sobre el mundo, brinda oportunidades para que el niño aprenda nuevas habilidades y construya el vínculo. Entre padre e hijo.

Comprometerte plenamente con tu hijo en el juego ofrece una maravillosa oportunidad para desarrollar la autoestima de tu hijo. Imagínate cómo se debe sentir tu hijo, sabiendo que la persona más importante en su mundo lo quiere lo suficiente como para tomarse el tiempo de jugar con él.

Además, los expertos muestran que cuando permites que el juego sea dirigido por niños, los niños se benefician de muchas maneras. Pueden moverse a su propio ritmo, practicar habilidades de toma de decisiones y descubrir cuáles son sus propias áreas de interés.

Importancia de jugar con los niños

Los expertos también nos dicen que el juego dirigido por niños mejora el autocontrol de los niños, la forma en que manejan sus sentimientos y cómo se sienten consigo mismos.

Alternativamente, cuando el juego es controlado por adultos, se pierden algunos de los beneficios del juego, como el desarrollo de habilidades de liderazgo y creatividad.

El desarrollo del cerebro se fortalece con el juego. Es cómo los niños, a una edad muy temprana, se involucran e interactúan con su mundo. A medida que exploran y dominan los desafíos, desarrollan nuevas competencias y habilidades que mejoran la confianza y desarrollan la resistencia, las cuales son necesarias para ayudarlos a enfrentar los desafíos futuros en la vida.

Cómo influye positivamente jugar con los niños

El desarrollo de un niño se ve afectado positivamente por relaciones consistentes y amorosas con los padres mientras interactúan a través del juego. Sencillamente, los lazos entre padres e hijos se construyen y fortalecen cuando juegan juntos. 

Jugar con tu hijo también te ofrece beneficios a ti. Los expertos han demostrado que cuando los padres juegan con sus hijos, se libera la hormona oxitocina. La oxitocina está asociada con la confianza y la construcción de relaciones. Otro beneficio de la oxitocina es que contrarresta los efectos del estrés, reduciendo la presión arterial, la ansiedad y el miedo.

El juego es importante para aprender las habilidades sociales incluyendo el lenguaje y la comunicación que se desarrollan con el tiempo y serán la base para futuras relaciones.

A través del juego los niños aprenden

  • Él toma y saca de las relaciones con amigos negociación
  • Cómo su comportamiento puede afectar a los demás y desarrollar empatía
  • Cómo liderar y seguir
  • Reparación de relaciones.
  • El juego ayuda a los niños a desarrollar habilidades emocionales

A través del juego, los niños pueden expresar sus sentimientos, incluso antes de que tengan las palabras para expresar cómo se sienten. El juego también fomenta la imaginación y se convierte en la base de la creatividad en el arte o la música u otras formas de autoexpresión.

Jugar con los niños: Por qué hacerlo

Estas formas de expresión personal pueden ayudar a las personas a sobrellevar los sentimientos durante toda su vida.

  • El juego también puede ayudar a los niños a aprender a controlar los impulsos. Aprenden a pensar en lo que quieren hacer, a planificar y a ser pacientes. Si están construyendo un castillo y se frustran y lo derriban, han perdido su castillo. De esta manera, los niños aprenden gradualmente que necesitan controlar sus impulsos para lograr lo que quieren.
  • El juego es una forma en que los niños pueden trabajar y resolver problemas. Por ejemplo, un niño cuya familia se ha separado puede sentirse muy ansioso por lo que les va a pasar.  Estos sentimientos y posibilidades se pueden explorar a través del juego. El niño puede practicar el montaje de dos casas  y diferentes muñecos. No es necesario que participes, pero estar cerca mientras el niño juega muestra apoyo y aceptación.
  • El juego ayuda a los niños a desarrollar habilidades físicas. A los niños les gustan los juegos que ponen a prueba sus habilidades físicas habilidades motoras: correr, trepar, saltar y explorar. Estos juegos brindan felicidad a los niños y aumentan su confianza.

El juego es importante porque es un laboratorio para que los niños aprendan, exploren y procesen el mundo que los rodea, lo que puede resultar abrumador. Es una oportunidad para que experimenten con relaciones y conceptos que les interesen.

Es una forma segura de tomar este gran mundo que les rodea y hacerlo pequeño. Tener control y jugar con las cosas a un ritmo y en un estilo que les resulte familiar y en el que se sientan cómodos a medida que crecen y aprenden.

Incluso puede ayudar a los niños con su salud mental, ofréceles una forma saludable y segura de lidiar con la ansiedad y el estrés en sus vidas.


proteínas en los niños
Te puede interesar:

Las consecuencias del exceso de proteínas en los niños