¿Por qué los niños muerden a otros?

Por qué algunos niños muerden

Es común que al comienzo de la etapa escolar, los niños muerdan a otros, este hábito tiende a desaparecer cuando ellos dan por superado el período de adaptación. Cuando los papás no controlan en su hijo acciones como golpes o mordidas a otros, éstas se pueden volver un gran problema.

A los tres años, los niños suelen tener mucho contacto con sus iguales y por eso se espera que puedan hacer amigos y mantener una buena relación con ellos. Son muchos los niños que empiezan a morder en forma agresiva a los otros, alrededor de los tres años. Este acto puede ser la forma en que prueban su capacidad para llamar la atención.

Los niños en el jardín infantil

Este tipo de conductas, acarrea problemas, no sólo para los papás, sino que para las educadoras. Así, para ellas es complejo explicarle a los papás sobre las mordeduras dadas a un compañero o también, el caso contrario.

  • En la primera situación, los papás prefieren pensar en lo cándido que es el niño y sería un peligro que se relacionara con otros niños en la escuela.
  • En el segundo caso, los papás pueden responsabilizar al profesor o guía del jardín por lo que hizo su hijo.

Ambas inquietudes resultan entendibles, toda vez que antes de que el niño vaya a la escuela, sólo se relaciona con sus iguales en forma esporádica y bajo el cuidado de adultos.

Es así como los niños, individualmente, ya no serán el centro de atención en la escuela, tal y como lo eran seguramente, en sus casas. En la escuela tendrán que aprender a compartir la atención, por tal razón, es normal que puedan desarrollar conductas más agresivas.

Las razones para morder a otros

  • Al comienzo, resulta normal que los niños pequeños, en especial, aquéllos de entre 1 y 2 años, lloren para obtener la atención de las tías del jardín.
  • Además, es muy probable que comiencen a morder, sin tener la intención de dañar, sólo para aliviar la tensión que les causa la tensión ante la salida de algún diente.
  • Como están en plena fase oral, es habitual que se lleven todo a la boca. Puesto que la boca está relacionada con las muestras de cariño, no se dan cuenta de que cuando muerden pueden hacer daño hasta que las tías les hagan entender.
  • Es por ello que resulta muy importante que, tanto en el jardín como en la casa, les hagan entender a los niños que las mordeduras y los golpes causan daño.
  • Algunos niños muerden porque se sienten infelices, ansiosos o celosos. Otras veces, se produce, debido a que esta acción puede ser resultado de una disciplina excesiva o también, por haber estado expuesto a la violencia física.

Los niños dejan este comportamiento, una vez que son corregidos y también, al desarrollar el lenguaje para relacionarse, y de esta manera, solucionar sus problemas adecuadamente. A los niños de 2 a 3 años, se le puede decir una frase como: «Morder puede dañar mucho a otros». Si continúan con la misma actitud, conviene que los papás soliciten ayuda psicológica.

Temas: , , ,

Faringitis estreptocócica en los niños
Te puede interesar:

Diferencias entre la faringitis estreptocócica y el dolor de garganta común