Errores que cometemos al disciplinar a nuestros hijos

Errores que cometemos al disciplinar a nuestros hijos

Disciplinar a nuestros hijos es uno de los actos más sensibles en todo el proceso de crianza. Encontrar los métodos correctos para hacer esto puede llevar tiempo.

Disciplinar a nuestros hijos es uno de los actos más sensibles en todo el proceso de crianza. Encontrar los métodos correctos para hacer esto puede llevar tiempo. Sin embargo, te traerá muchas satisfacciones y momentos agradables en la vida familiar.

Los siguientes puntos son algunos de los errores más comunes que cometemos los padres cuando se trata de crear disciplina en el hogar.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de disciplinar a nuestros hijos?

  • Rompiendo las reglas  que hiciste. Si le dices a tu hijo que no puede ver televisión sin hacer su tarea y luego se lo permites, la regla es completamente inválida. Si no se sigue estrictamente la instrucción que das al principio, los niños tendrán una percepción de autoridad poco clara; Les darás un mensaje doble que es inconsistente.
  • Ten en cuenta las edades de los niños. Antes de disciplinar a nuestros hijos, debemos considerar las características propias de su edad. Las intervenciones correctivas no deben llevarse a cabo por igual en todas las edades. Usa diferentes tonos de voz, no permitas que ocurran comportamientos incorrectos. Sobre todo, respeta siempre las reglas que establezcas.
  • Evita gritar al dar instrucciones. Levantar la voz no es la mejor manera de lograr que tus hijos hagan lo que tú esperas que hagan. La respuesta automática del cuerpo a un grito es contraatacar, hacer lo correcto.
  • Tome más tiempo de inactividad. Tomarse un tiempo libre es muy efectivo para permitir que tus hijos se calmen y piensen en comportamientos inaceptables. Sin embargo, el uso excesivo o prolongado socava su eficacia. Recuerda que un tiempo fuera debe ser de un minuto por cada año de vida.

También considera estos consejos

  • No seas tan inespecífico. Cuando identifiques un comportamiento como inapropiado, debes ser claro en tus palabras y especificar lo que no debe repetirse. Se explícito para que los niños sepan exactamente qué es lo que incomoda a la familia.
  • Considera el valor educativo de la información y la educación. Lo que se busca en la corrección de conducta es lograr que el niño entienda por qué no está bien lo que hizo. Si no hay reflexión al hablar con tus hijos, cualquier acción que realice será de poca utilidad.
  • No olvides el amor. Es importante que establezcas una conexión emocional antes de disciplinar a un niño. Los niños deben saber que son amados incondicionalmente. Incluso si hicieron algo que necesita mejorar. El castigo no debe tener ninguna asociación que los separe emocionalmente.


Te puede interesar:

'I am Holly' el conmovedor vídeo contra el acoso escolar que no deja indiferente