Enseña a tus hijos a ser personas positivas

Cómo hacer que los niños sean positivos

Conversar con nuestros hijos y estimularlos, son tareas básicas que como padres debemos hacer a diario para que cuando estén grandes logren ser más felices y despreocupado de los obstáculos que se nos presentan en la vida.

Cómo enseñar al niño a ser positivo

El campo de la psicología positiva se centra en la idea que la gente puede ser más feliz simplemente cambiando su forma de pensar y actuar. Es decir, la felicidad se conceptualiza más como un hábito que como un don divino y vivir desde una perspectiva más positiva se puede trabajar desde la infancia.

Las preguntas que leerás a continuación aspiran a que tus hijos descubran cómo ser más felices. Si ejercitas estas interrogaciones con tus pequeños inconscientemente las interiorizarán y lo llevarán a la práctica en ellos mismos.

 

¿Cómo ver el lado positivo de las cosas?

Aunque pasemos por situaciones adversas y a veces sucedan cosas inesperadas, es necesario enseñarle a los niños que de cualquier circunstancia; por muy compleja que sea, se puede extraer una enseñanza si le vemos el lado positivo.

 

¿Qué te gustaría hacer el fin de semana?

Anticiparse a las experiencias positivas aporta más felicidad que las experiencias en sí mismas, cuando tu hijo sea lo suficientemente mayor como para darse cuenta de que mañana no es hoy, incúlcale el hábito de la anticipación positiva de los pequeños placeres.

Un niño que está emocionado por que llegue el fin de semana para comerse un rico helado, es un niño feliz, al igual que un adulto que planifica unas vacaciones con tiempo es más feliz durante esos seis meses que se siente emocionado con su viaje.

¿Podemos ayudar a alguien a ser feliz?

Puedes llevar a tu hijo para que te acompañe a visitar a un familiar querido enfermo o a alguien que se está recuperando de una operación, pues somos generosos liberamos oxitocina y endorfinas, es decir, es como una droga con la que volverse adicto.

Para lograr ser una buena y querida persona, se trabaja incorporando en nuestros hijos un espíritu de generosidad cotidiana. Cuando estés en algún lugar lejano, compra algo pequeño para alguien. Cuando colorees, haz un dibujo para alguien.

¿Qué quieres hacer hoy fuera?

Salir a la calle y hacer ejercicio físico con tu hijo es una forma maravillosa de inculcarle el hábito de no quedarse en casa sin hacer nada, el ejercicio libera endorfinas y es tan efectivo como para evitar la depresión. Cuando las madres hacen ejercicio, es más probable que los niños practiquen deporte, la luz del sol también puede subir el ánimo y el niño dormirá mejor durante la noche.

¿Cuándo te sientes más feliz?

Si diriges la atención de tus niños a las experiencias de las que más disfrutan, empezarán a darse cuenta de que pueden decidir aumentar de forma proactiva el tiempo que emplean en actividades que les hacen sentirse mejor consigo mismos.

Temas: , ,

Claves para el destete respetuoso
Te puede interesar:

Comer un huevo al día puede hacer que los niños malnutridos crezcan más, según estudio