¿Por qué los primeros tres años son claves en el desarrollo del bebé?

Desarrollo del bebé de tres años

La manera en que un niño de tres años juega, aprende, habla y actúa nos indica si se está desarrollando correctamente. Muchos especialistas recomiendan seguir los indicadores o hitos del desarrollo, ya que a través de ellos podemos guiarnos sobre los avances que debe tener el pequeño a una edad determinada.

Durante los tres primeros años los niños comienzan una etapa bastante compleja, pues desde esta edad ya se encuentran preparados para comprender todo lo que sucede a su alrededor, de hecho, durante esta etapa es que muchos padres deciden inscribir a sus hijos en el preescolar (de modo de impulsar y fomentar su aprendizaje).

Los tres años son importantes y claves en la educación y desarrollo del niño, puesto que después de esta edad el pequeño ya:

  • Copia a los adultos y los amigos (por esta razón el buen ejemplo será fundamental).
  • Demuestra afecto por sus amigos espontáneamente.
  • Espera su turno en los juegos.
  • Demuestra su preocupación por un amigo que está llorando.
  • Entienden perfectamente lo que le pertenece y lo que no.
  • Pueden expresar y explicar sus emociones.
  • Puede adaptarse fácilmente a cualquier círculo social.
  • Se separa de su mamá y su papá sin hacer berrinches.
  • Durante esta edad ya puede vestirse y desvestirse con facilidad.
  • Puede seguir instrucciones simples.
  • Sabe el nombre de los objetos que les rodea (es importante llamar a cada cosa por su nombre real).
  • Entiende palabras como “adentro”, “arriba” o “debajo”.
  • Puede platicar sobre su vida y la de sus padres.
  • Sabe el nombre de sus compañeros de clases.
  • Dice palabras como “yo”, “mi”, “nosotros”, “tú”.
  • Su habla se ha perfeccionado, por lo que será entendido por las personas que lo rodean.
  • Puede armar rompecabezas sencillos.
  • Puede montar bicicleta.
  • Trepa sin ninguna dificultad.

A través de los movimientos corporales los niños pueden explorar e interactuar con el mundo que los rodea, de allí radica la importancia de dejarlos ser libres. La libertad será realmente la clave para que el niño pueda realizar todas las actividades descritas.

Temas: , ,

Relacionados

niño celular
Te puede interesar:

¿Tienes un hijo o hija “cebra”?