¿Cómo elegir un scooter para niños?

Uno de los juguetes sobre ruedas que ha cobrado gran popularidad entre los jóvenes son los Scooters. Son vehículos compactos, fáciles de transportar, ligeros y sobre los que pueden entretenerse al aire libre durante varias horas. Sin embargo, antes de adquirir uno para tu pequeño, debes considerar algunos aspectos para que puedas dar con la talla y características adecuadas a sus necesidades. 

1. Mide la talla correcta del scooter para cada edad

El principal factor al momento de elegir un scooter para niños es la talla. Si bien es cierto que la edad puede darte una pista en cuanto a su desarrollo psicomotor y su equilibrio para comenzar a conducir, lo que determinará la talla adecuada del niño es su estatura. De hecho, puedes encontrar tablas de referencia que te indicarán el rango de edad aproximado, junto con el rango de altura del joven y la altura del scooter.

Como referencia, se recomienda que la altura del manillar o manubrio del scooter se encuentre entre 2 y 5 centímetros por debajo del ombligo, estando de pie sobre la plataforma del mismo. La idea es evitar que el niño tenga que encorvarse para tomar el control del vehículo y que sus brazos no se cansen al conducirlo. La posición de sus brazos debe estar entre 100 y 120 grados respecto al cuerpo para facilitar su manejo.

Además, ten presente que la altura de la barra del manillar puede ajustarse en un rango específico para que el niño pueda disfrutar de su vehículo por más tiempo mientras está en etapa de crecimiento.

2. A mayor cantidad de ruedas, mayor estabilidad

Otro factor a considerar para que el niño pueda disfrutar al máximo de su vehículo es el diseño del scooter. Existe una variedad de modelos que equipan de 2 a 4 ruedas, asientos y otros accesorios. Según la edad y equilibrio del pequeño puedes considerar estas variables.

Por ejemplo, para los niños más pequeños puede ser más cómodo utilizar un scooter de 3 ruedas, ya que no requieren de un esfuerzo para equilibrar la plataforma y su peso se distribuye mejor. Incluso, algunos cuentan con una barra para que sus padres puedan empujarlo mientras aprende a andar en él. En el caso de los niños más grandes, puede que prefieran ganar más velocidad con un scooter de dos ruedas.

3. Material de las rueditas

De acuerdo al tipo de terrenos y superficies donde el niño usará el scooter, es importante evaluar el tipo y tamaño de ruedas más adecuado. Por ejemplo, si las ruedas son muy pequeñas, su uso se limitará a superficies asfaltadas y sin muchas irregularidades, mientras que las ruedas más grandes se pueden usar en casi todo tipo de terrenos y a una velocidad mayor.

Entre los materiales más comunes se encuentran las ruedas de poliuretano (PU), de plástico o las ruedas con neumáticos. Cada uno de estos materiales tiene una durabilidad y resistencia distinta.

4. No olvides los accesorios de seguridad

Al adquirir un nuevo scooter para tu pequeño, no olvides considerar el equipo de seguridad en caso de posibles caídas. Este debe incluir, un casco de la talla del niño, rodilleras y coderas.

Algunos scooter también pueden equipar otros implementos o accesorios que sumen a la seguridad del joven, especialmente si usará su vehículo en ciclovías o áreas públicas. Por ejemplo, luces delanteras y reflectores traseros y laterales, o campanillas.

Escoger los juguetes ideales para tus pequeños muchas veces requiere tiempo y esfuerzo, especialmente si se trata de un vehículo sobre ruedas. Sin embargo, es una tarea que bien valdrá la pena, pues su experiencia será inolvidable.

Temas: ,

Niños con carácter fuerte
Te puede interesar:

Niños con carácter difícil: ¿Cómo educarlos?