¿Cómo desarrollar la inteligencia emocional del niño?

Cómo puedo desarrollar la inteligencia emocional de mi hijo

Tan importante como es cuidar la salud física de nuestros hijos, también es importante cuidar su salud emocional. Por eso es muy importante enseñarles a desarrollar lo que ahora se conoce como inteligencia emocional, que no es más que un conjunto de herramientas que les ayudan a enfrentarse a situaciones adversas o a tomar decisiones acertadas.

Cada vez notamos más la independencia de los niños desde una edad temprana cuando se vuelve cada vez más difícil imponerles decisiones, por ejemplo, lo que visten, lo que juegan, lo que comen, etc. Cada vez es más difícil imponer algo a un niño pequeño, parece que la mayoría de los niños tienen una voluntad fuerte.

¿Por qué es tan importante la inteligencia emocional?

El término inteligencia emocional se ha utilizado durante más de tres décadas, pero se ha vuelto popular en los últimos años con la llegada de la tecnología y las redes sociales, y cada vez más profesionales brindan información importante.

“La inteligencia emocional se define como la capacidad de controlar y regular las propias emociones para resolver pacíficamente los problemas y lograr el bienestar para uno mismo y para los demás”, decían Peter Salovey y John Mayte en la década de 1990.

Requisitos necesarios para su desarrollo

Algunos componentes son extremadamente importantes para la práctica de la inteligencia emocional y se mencionan aquí:

  • Reconocerse a sí mismo: Conocer sus propias emociones podría llamarse la clave; saber cuáles son sus emociones los ayuda a definir qué están sintiendo y cuáles son sus necesidades a la hora de reconocer sus emociones y sentimientos.
  • Manejo de emociones: Una vez que reconocen sus emociones, es importante enseñarle al niño cómo manejarlas. Cuando aprendemos a regularnos, podemos liberarnos de sentimientos abrumadores como el miedo o la ira excesiva.
  • Control de impulsos: Saber esperar los resultados es una de las cosas que más les cuesta a los niños. Enseñarles a ser pacientes y esperar las recompensas o consecuencias de su comportamiento les ayudará a conseguir sus objetivos y ser felices con sus resultados.
  • Empatía: Así como reconocemos nuestras emociones, es importante enseñar a los niños a detenerse y reconocer las emociones de los demás; de esta manera adquieren la capacidad de construir sólidas relaciones sociales y afianzar lazos personales.
  • Manejo de las relaciones: Es muy acertado cuando enseñamos a nuestros hijos cómo comportarse de acuerdo con las emociones de los demás. Enseñarles a establecer límites, practicar la empatía y, lo que es más importante, respetar las emociones y los límites que otros les imponen les ayudará a determinar su personalidad de liderazgo.

Recuerda que la mejor manera de enseñar es con el ejemplo, que es cuando empezamos a ser emocionalmente inteligentes, y de nosotros, nuestros pequeños podemos ayudar a desarrollar y manejar ese tipo de inteligencia tan necesaria en este tiempo acelerado, en el que vivimos.


niños-Mi hijo actúa como bebé desde que nació su hermano.
Te puede interesar:

Video: Mi hijo actúa como bebé con la llegada de su hermano ¿Es normal?