Claves para ser mejores padres en el siglo XXI

Padres e hijos deben mantener una relación armoniosa

Algunas personas que tienen la dicha de ser padres les confiesan a aquellos que no lo son que no existe una guía para poder llevar a cabo la crianza de los hijos, pues es una tarea que se da en la medida de que los niños crecen.

Sin embargo, existen algunos tips que pueden serguir los progenitores para ganarse el respeto de sus descendientes, sin necesidad de recurrir a comportamientos violentos que cada vez son más rechazados por la sociedad en el siglo XXI. La idea es que los adultos y jóvenes puedan entenderse mejor con el fin de consolidar su relación afectiva, algo indispensable para su desarrollo psicosocial.

«Contar con buenos padres es muy importante en la crianza de los hijos y su buen desarrollo. Por eso hay que asumir las responsabilidades de contribuir al crecimiento de los muchachos. Todo eso es esencial para que una familia se consolide en múltiples aspectos», explicó AS, medio de comunicación español.

Tips para destacarse como padres

Zubeida Dasgupta, piscóloga educativa y especialista en terapia familiar, informó a la BBC de Inglaterra, cuáles son los aspectos que deben priorizar los papás para cumplir un buen rol como «encargados de criar seres humanos integrales». Aseguró que los cinco aspectos más importantes son los siguientes:

  • Conexión. Se debe establecer una relación armoniosa entre adultos y jóvenes, con el fin de que ambos puedan expresar con libertad sus puntos de vista y sentimientos. La idea es que los involucrados tengan mucha seguridad al momento de charlar sobre un problema, sin el temor de que eso ofenderá al otro. Es importante que exista una buena comunicación entre los familiares para que a la hora de establecer acuerdos y reglas del hogar alcancen grandes acuerdos.
  • Higiene mental. Los individuos deben realizar ejercicios juntos para liberar el estrés que puede originar cuadros de ansiedad y depresión, así como servir de «detonante» para peleas innecesarias. La idea es que los padres motiven a sus muchachos a cuidarse tanto física como mentalmente, para convertirse en seres más estables a nivel emocional.
  • Evitar sobrecargas. Cuando un representante de un menor de edad obliga a este último a realizar múltiples actividades escolares y extraacadémicas puede generar un rechazo tremendo por parte del pequeño porque se sentiría fatigado para cumplir cada asignación. Por ese motivo, tanto adultos como jovencitos deben enfocarse en asumir roles que puedan cumplir sin presiones extras. Esto quiere decir que un papá nunca debe ser ultra exigente con un chico, pues puede generar traumas.
  • Motivar a la resilencia. Los padres tienen que impulsar a sus hijos a luchar y superar las adversidades porque eso es esencial para que se conviertan en seres con un mayor grado de madurez. Una persona que alcance esto último puede superar con facilidad las frustraciones al tomarla como aprendizajes.
  • Conseguir espacio para la diversión. Un individuo, sin importar la edad, será más hábil para crear o cumplir distintas tareas, siempre y cuando pueda tener momentos de esparcimiento. Eso sólo se logran los padres cuando ponen en pausa sus actividades laborales para llevar a sus niños a sitios en los que puedan divertirse. Eso ayudará al núcleo familiar a despejar su mente y encarar con más optimismo los retos de la vida.

Más detalles sobre una buena paternidad

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) indicó que una «paternidad o maternidad responsable es importante porque garantiza que no existan familias disfuncionales en el planeta».

«Un papá o mamá comprometido y afectuoso aporta una mejor autoestima, más habilidades sociales, apoya con un mejor desempeño escolar, y entrega bienestar psicológico para los niños y niñas», explicó el ente cuya opinión es respaldada por Francisca Morales, psicóloga radicada en Chile.

«Nadie duda que madres y padres contribuyen juntos, de forma considerable, al bienestar de los hijos, cada uno con sus respectivas características. La presencia física y emocional de ambos es de suma importancia para el buen desarrollo y desempeño de los hijos en una familia», indicó Morales citada por FADEP.

Temas: , ,

Te puede interesar:

¿Por qué actualmente las parejas deciden tener sólo un hijo?