7 beneficios del método Montessori

beneficios del método Montessori

El método Montessori, que se ha popularizado en los últimos años por su alta eficacia en el desarrollo cognitivo y sensorial de los niños, es un método que establece unas pautas de trabajo en el día a día del niño.

Su principal característica es que ofrece un entorno totalmente pensado y preparado para fomentar con naturalidad todo lo que es socialización, respeto, solidaridad y empatía desde el orden de los espacios estéticamente ordenados y diseñados para ello.

Objetivos al utilizar el método Montessori

El objetivo de este método de crianza es explorar y desarrollar el potencial de cada niño para que puedan desarrollarse en un entorno estructurado.

Surge de la idea de ayudar al niño pequeño a lograr un desarrollo holístico apropiado alcanzando el nivel más alto de sus capacidades físicas, intelectuales y espirituales.

Es un método de trabajo basado en principios científicos relacionados con el desarrollo físico y psicológico de los niños. En este método los adultos no enseñan, sino que trabajan juntos para que las destrezas y habilidades se desarrollen a través del trabajo libre acompañado de material didáctico.

1. Favorece el aprendizaje individual y personalizado

El método Montessori asume que cada niño puede seguir su propio ritmo y desarrollar las tareas de su elección. Las actividades Montessori están diseñadas para ser realizadas individualmente, por lo que no contienen instrucciones ni comandos, para que cada niño pueda corregirse a sí mismo.

2. Está diseñado para estimular la creatividad de los niños

Su tema central es el papel activo del niño en el aprendizaje, por lo que cada actividad educativa se adapta al ritmo de desarrollo de cada niño. De esta forma se estimula la creatividad y el pensamiento, lo que anima a los niños a descubrir su entorno y adquirir conocimientos.

3. Apoya la libertad de movimiento

Este método comprende la necesidad de movimiento de cada niño, sabe que en el movimiento libre aprenden sobre el mundo que los rodea y confía en la libertad de moverse, explorar, correr y moverse como les plazca.

4. Se anima al niño a disciplinarse

Como no hay reglas ni órdenes, el niño hace sus propias reglas, lo que conduce a un mejor desarrollo de sus habilidades sociales y de convivencia, fomentando metas personales y trabajando en una comunidad ordenada.

5. Jugar es aprender

A través del juego, los pequeños pueden aprender mucho, este método trabaja directamente con estímulos sensoriales, con diferentes juegos, la mayoría en una variedad de materiales que le permiten al niño experimentar texturas, colores, sonidos, como el tapete de juegos.

6. Combinas el aprendizaje con el juego

Los paquetes de juguetes Montessori ofrecen a los niños no solo una experiencia sensorial sino también cognitiva. Juguetonamente descubren las artes, las ciencias y las habilidades básicas y, lo mejor de todo, promueven el orden y la limpieza, ya que Montessori introduce una forma de almacenar juguetes en canastas a través de una clasificación sistemática.

7. Se fomenta la motricidad fina y gruesa

Uno de los principios rectores es que al manipular los juguetes Montessori el niño puede practicar su motricidad y reforzar sus debilidades a través del juego libre, su aprendizaje está ligado a la capacidad de divertirse, expresarse y comprender lo que sucede a su alrededor.

Es maravilloso ver a un niño desarrollarse plenamente haciendo lo que más les gusta hacer a los niños… ¡jugar!


Educación de los niños
Te puede interesar:

Educación de los niños