Síntomas y soluciones para una mamá estresada

contaminación en el hogar

La crianza de los hijos parece una tarea interminable, realizamos innumerables actividades al mismo tiempo y sin un adiestramiento previo que nos indique cómo manejar todas las situaciones a la vez, lo que resulta abrumador para muchas mamás.

En muchos casos es mamá quien se encarga de la educación de los niños, de su bienestar personal y el de su familia, y en la gran mayoría de los casos nos ocupamos de la administraciones del hogar y actividades laborales fuera de casa.

Prácticamente a diario, las madres enfrentamos problemas; menores o mayores, que debemos resolver por la tranquilidad y estabilidad del hogar. ¿Conoces de alguna madre a la que le sobre tiempo durante el día?

Causas del estrés en las madres

El estrés es valorado como un respuesta natural del cerebro a las presiones físicas, ambientales y en la mayoría de los casos emocionales, y bajo la presencia de este trastorno podemos llegar a maltratar, alterar o lastimar a nuestros niños, aún si no han nacido. El estrés influye directamente en el desarrollo del bebé durante la gestación.

Síntomas de una mamá estresada

En nuestro cuerpo:

  • Disminución del proceso digestivo.
  • El ritmo cardíaco, respiración y circulación sanguínea aumentan.
  • Presencia de acidez, estreñimiento y diarrea.
  • Trastornos del sueño.
  • Comenzamos a sentir agotamiento e irritabilidad con frecuencia.
  • Cambia nuestro ciclo menstrual.
  • Dolores y malestares inquietantes e incesantes.

En nuestra cabeza:

En nuestra conducta:

  • Problemas de concentración.
  • Descuido personal y laboral.
  • Encierro, soledad, aislamiento.
  • Discusiones constantes con nuestros seres queridos.
  • Tendemos a comer más de lo que deberíamos.
  • Hábitos de nervios e irritabilidad.

Lo importante es reconocer los indicadores o síntomas físicos, sicológicos o conductuales del estrés para poder atacarlos de raíz y no dejar que afecte nuestra relación familiar, por tal razón es importante responder con consistencia ante estos factores.

Soluciones ante la presencia de estrés:

  • Expresemos nuestras emociones de forma positiva y con la persona con quien nos sintamos mejor haciéndolo.
  • Buscar algún lugar, libro, música o método que nos relaje cuando estemos alteradas.
  • Tomar descansos durante el día.
  • Meditar y rezar con frecuencia nos hace sentir paz.
  • Tomar baños de agua caliente y tomar té.
  • Vivamos un día a la vez, y resolvamos los problemas de hoy.
  • Armarnos de paciencia.
  • Evitemos que se acumulen las tareas.
  • Establezcamos prioridades.
  • Darnos gustos de vez en cuando.
  • Pasar tiempos recreativos y placenteros en familia.
  • Jugar con nuestros hijos.
  • Compartir tareas del hogar.

La integración y colaboración familiar son fundamentales en estos casos, podemos repartir y organizar las labores de la casa para que todos ayudemos y evitemos problemas de estrés en el hogar.

Temas: , , ,

no olvides amarte a ti misma
Te puede interesar:

Querida nueva mamá: no olvides amarte a ti misma también