Mamás vegetarianas y veganas: ¿Cómo llevar la lactancia?

mamá vegetariana y lactancia

Seguramente sabrás que durante la lactancia debes seguir una dieta balanceada para los requerimientos del pequeño. Pero si eres vegetariana o vegana, quizás te preguntes si existe algún riesgo asociado. En este artículo te contamos.

La lactancia es sin duda el primer y mejor contacto que puede tener el bebé con su salud. Con ello no sólo aportas nutrientes para que tu bebé crezca sano, sino que es clave para ponerle el camino fácil hacia un sistema inmunitario y metabólico favorable.

Importancia de la leche materna

La leche materna no se puede reemplazar, ya que satisface las necesidades del bebé en su proceso de desarrollo. No tiene muchas proteínas, pero sí abunda en grasas, vitaminas, minerales y aminoácidos protegiendo al pequeño de enfermedades y peligros, tales como diabetes, otitis, alergias, enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

Respecto a la incidencia de la alimentación de la madre en la leche materna, los especialistas mencionan que ésta puede verse afectada, pero que sigue siendo óptima. Incluso si la mamá no se alimenta tan equilibradamente, el bebé no tendría carencias porque la leche materna utiliza las reservas de la mamá en su composición.

Mamá vegetariana

  • Investigadores plantean que no hay evidencia científica que marque una gran diferencia en la calidad de la leche de una mamá vegetariana y una mamá que coma de todo.
  • Lo que sí difiere es la cantidad de vitamina B12, presente mayormente en productos de origen animal.
  • Como cualquier otra madre, se podría generar una carencia de hierro y anemia durante el embarazo, pero esto no está relacionado directamente con ser vegetariana o no.
  • Tomar un suplemento de hierro es aconsejable, si bien el bebé produce sus reservas de hierro a partir del 3° mes de gestación, las cuales le sirven hasta cumplir los 6 meses luego de nacer.

Por otro lado, aquellas vegetarianas que no comen huevos pueden tener un desequilibrio de ácidos grasos esenciales (Omega 3 y 6), por lo que tienen que incrementar el aporte de estos ingiriendo aceite de lino o de colza, por ejemplo.

De hecho, se pueden integrar queso u otros alimentos ricos en Omega 3 y 6, para satisfacer la demanda del bebé. En realidad, no hay mucho de qué preocuparse, ya que las mamás vegetarianas por lo general se preocupan mucho de alimentarse correcta y sanamente.

Mamá vegana

  • En este caso, pueden existir riesgos que se deben vigilar, ya que las dietas veganas muy estrictas presentan una carencia potencial aun mayor de vitamina B12, la cual es insuficiente en los vegetales. La ausencia de este complejo puede significar serias consecuencias para la evolución del recién nacido, como una atrofia cerebral.
  • La carencia de vitamina B12 en el embarazo se relaciona con daños neurológicos, los que pueden retrasar el desarrollo cerebral del niño. Estas carencias o retrasos no pueden recuperarse después con facilidad.

Durante la lactancia, es necesario velar por que el bebé obtenga lo que realmente necesita, ya que de lo contrario, podría ser incapaz de fabricar ciertos tejidos en su organismo. Es imprescindible, por lo tanto, que las mamás veganas tomen suplementos de vitamina B12 durante el embarazo y por todo el tiempo que den pecho.

¿Cómo compensar las deficiencias?

Hierro: Hay fuentes de hierro en las legumbres, como las lentejas y los garbanzos, y en los cereales completosOtra alternativa es la soja, ya que abunda en proteínas y hierro.

Proteínas: Si se suprime el huevo y el queso de la dieta, se deben consumir legumbres todos los días.

Calcio: Se puede encontrar calcio en la soja, la col y las verduras de hoja verdes.

Vitamina B12: Como se encuentra prácticamente en su totalidad en la carne, se debe tomar un suplementos indicado por el doctor.

Durante el periodo de tu lactancia deberás asegurarte de que obtienes suficientes calorías y proteínas por día para que tu bebé esté bien alimentado, para ello debes acudir a un nutricionista o dietista para que te asesore y aconseje sobre el tema, permitiendo así que tanto tu bebé como tú se mantenga en condiciones saludables.

Temas: , , ,

dar leche de fórmula
Te puede interesar:

Cuando dar leche de fórmula es una necesidad