Dar pecho en público: ¿Debo sentir vergüenza?

dar pecho en público

Cada día se conocen más beneficios de la lactancia materna y cada vez son más las mujeres que están optando por dar pecho a sus hijos en forma exclusiva, si no existe ninguna complicación que lo impida.

Los gobiernos también han querido ayudar a los padres en esta hermosa faceta así que en muchos países se ha prolongado el postnatal a 6 meses, para lograr extender el período de lactancia promedio de las mamás.

En muchos casos, la lactancia materna puede ser vista como una etapa de alta dependencia, exigencia e incluso algunas veces hasta de dolor para las mujeres, pero, por encima de todo eso, está el vínculo que se afianza con el bebé, el amor, y los beneficios que aportamos a nuestros pequeños a través de la misma.

La era de la lactancia

Aunque existen muchas críticas sobre el hecho de dar pecho al bebé, no existe prohibición que nos limite alimentar a nuestros hijos, no hay necesidad de esconderse detrás de la puerta de un baño, o ir hasta la habitación cuando tengamos visita en casa. 

Alimentar al bebé es una necesidad fisiológica de la que no debemos sentir vergüenza, además, en la actualidad, el mercado nos ofrece diversos diseños en indumentaria que nos facilitan el amamantamiento.

Dar pecho en público

  • Siéntete segura: Sin importar las miradas o comentarios, no es un delito alimentar al bebé, sin embargo, lactar en público es aún un tema bastante controversial, así que si es la hora de dar lechita al bebé, busca un lugar seguro, siéntate y cómodamente alimenta al pequeño.
  • No te escondas: El lugar que elijas debe ser cómodo, esto para facilitar el amamantamiento y la buena digestión del bebé.
  • El bienestar del bebé es lo primero: Aunque muchos no compartan la idea de dar pecho en público, lo más importante es tener presente que la salud del bebé está por encima de cualquier cosa.
  • Es un proceso natural: Saquemos de nuestra cabeza que estamos haciendo algo ofensivo, no lo es. Incluso, la Asociación Española de Pediatría «avala la libre lactancia para la madre en cualquiera de los entornos donde se desenvuelva a diario».
  • Llevar ropa cómoda y flexible que no dificulte el amamantamiento.
  • Estar tranquilas: Ya sabemos que le transmitimos nuestras emociones al bebé, así que antes de dar pecho en público o no, mantén la calma y siéntete segura de lo que estás haciendo.
Temas: , , , ,

Pezones planos e invertidos
Te puede interesar:

Mastitis, cuando duele amamantar