Cuidados de los pechos antes y después de la lactancia

Cómo moldear los pechos

Durante la lactancia materna es muy importante mantener un adecuado cuidado de los senos, con el fin de evitar que se lastimen y se produzcan las dolorosas grietas. Claudia Álvarez, enfermera explica cómo cuidar los pechos antes y después de la lactancia, también brinda algunos tips de cómo moldear los senos después del parto.

La leche materna es el mejor alimento para los bebés, por lo cual la madre debe cuidar sus pechos y así evitar que el proceso de amamantamiento se vuelva angustiante y doloroso.

La enfermera Claudia Álvarez, asegura que para cuidar los pechos hay que mantener una buena técnica de acoplamiento al pecho, lo cual permitirá que no se generen grietas y enrojecimiento durante la alimentación.

Lo importante de una buena limpieza de pecho

La limpieza es algo fundamental para el cuidado de los senos y para esto es recomendable limpiarlos diariamente con agua, evitando usar jabón, ya que éste puede resecar los pezones.

¿Qué hacer después de la lactancia?

Sin duda, una de las principales preocupaciones de las mujeres después de haber finalizado el proceso de lactancia, es la condición en que quedarán sus pechos. Pero existen ejercicios que pueden ayudarte a moldearlos:

  • Sentada en una silla, extiende los brazos hacia adelante, uno al lado del otro. Sube hasta tocar con el brazo la mejilla, estira bien el brazo. Baja a la postura inicial (a la altura del pecho) y repite con el otro brazo. Haz 5 repeticiones con cada brazo.
  • Gire los brazos por encima de la cabeza y llévelos a la espalda; entrelace las manos según el grabado, cuente hasta cinco y descanse. Realizar repeticiones de 5.
  • Coloque los brazos hacia adelante, al estar los brazos estirados, junte las manos. Presione las palmas de las manos fuertemente y respire despacio. Repita es movimiento 5 veces.
  • Con los dedos en los hombros, haga rotar los codos en el sentido de las agujas del reloj, y luego al revés. Repita este movimiento 5 veces.
  • Tiéndase en el piso con las manos a la altura de los hombros y los brazos doblado por el codo, eleve despacio el tórax, ayudándose sólo de las manos, y luego bájelo. Este ejercicio se puede repetir 5 veces, pero sin hacer sobreesfuerzo.
  • Cruce los brazos según el grabado, apretando un poco más allá de la muñeca. Empuje bruscamente los codos hacia el interior. Realice repeticiones de 5.
  • Imagínese que está sosteniendo una barra en los brazos en ángulo recto y luego debes inspirar hondo hasta llevar las manos (despacio) hacia los pechos. Puede ejecutar este movimiento 5 veces.

Temas: , , , ,

Pezones planos e invertidos
Te puede interesar:

Mastitis, cuando duele amamantar