Higiene genital del bebé: Aprende cómo aplicarla

higiene genital del bebé

Los pañales deben ser cambiados en los bebés, diariamente ochos veces, porque es la etapa en la que el bebé ensucia más pañales y esto permite tener una higiene genital del bebé.

Todos los papás primerizos se preguntan alguna vez, cómo asear los genitales de su bebé, ya que, es una parte muy delicada en la que se debe tener un exclusivo cuidado. Al usar pañales necesitan que la higiene genital del bebé sea constante para evitar irritaciones e infecciones que puedan causarles incomodidades muy dolorosas . Los papás deben saber, que no reciben el mismo tipo de limpieza los niños y las niñas, porque sus genitales son muy distintos.

Cómo asear los genitales de las niñas

En el caso de las niñitas, para evitar que las bacterias provenientes de las heces infecten la vagina, siempre se debe limpiar de adelante hacia atrás. Contrario a lo que se cree, no es necesario abrir sus genitales para asear los labios menores y mayores.

Los papás, siempre deben lavarse muy bien manos, antes de asear a su hija, porque, podrían ser ellos los que contaminen esa zona.

Se recomienda pasar un paño húmedo para una higiene genital del bebé más profunda, siempre de adelante hacia atrás. Se debe tener exclusivo cuidado y evitar dejar pedacitos de papel mojado, que pueden quedar en la vagina.

Es necesario que se levanten las piernas de la bebé, para poder limpiar a profundidad, porque pueden quedar restos de orina y heces.

Es importante que con una toalla, se deje muy seca la vagina, nalgas y ano para evitar irritaciones.

Para terminar, siempre es bueno colocar una crema protectora, que además de mantener la piel por mucho tiempo aislada de la orina y heces, nutrirá la piel de la bebé.

Cómo asear los genitales de los niños

Cómo bien saben los papás la orina está por todas partes dentro del pañal, como es bastante fuerte, es necesario limpiar muy bien el pene del bebé, para evitar futuras irritaciones.

Los papás al momento de realizar la muda del pañal, deben haber lavado sus manos con abundante jabón y agua, así se evitará un contagio de gérmenes del exterior.

Los papás deben tener exclusivo cuidado al quitarle el pañal al bebé varón, ya que, tienden a orinar cuando son cambiados. Para evitar accidentes de este tipo con la orina, se recomienda que cuando se quite el pañal se sostenga por unos segundos antes de sacarlo.

Una vez, abierto el pañal con cuidado, los papás deben tener toallitas húmedas a mano para limpiar la orina y las heces del bebé, para que sean depositados dentro del pañal sucio.

Se deben pasar las toallitas por las partes más limpias, se puede comenzar, desde el ombligo y los muslos, para terminar con el pene, testículos y ano.

Sin embargo, no es necesario correr la piel del prepucio para asearlo mejor, porque, se limpia mucho mejor, cuando se baña al bebé.

Siempre y cuando no tengan la circuncisión los bebés, cuando se bañen, es necesario ahí, tirar hacia atrás el prepucio y asearlo con abundante agua.

También es importante, levantar las piernas del bebé para poder limpiar lo que no se ve a simple vista.

Una vez que se ha limpiado muy bien al bebé, con una toalla se debe secar muy bien, para evitar irritaciones. Luego, lo ideal siempre, es aplicar una crema protectora sobre el pene, los testículos, nalgas y ano del bebé.

Algunas cosas que deben tener presentes los papás

Lo primero, que deben tener siempre claro los papás es que la higiene genital del bebé nunca debe faltar, porque puede causar incomodidades y enfermedades a su bebé.

Si se toman las medidas adecuadas, evitando corrientes de aire, agua a una temperatura adecuada y un posterior abrigo, no tiene por qué resfriarse.

Los pañales deben ser cambiados en los bebés, diariamente ochos veces, porque es la etapa en la que el bebé ensucia más pañales.

Por las mañanas siempre hay que revisar su pañal y encargarse que duerma con uno nuevo por las noches.

No es recomendable que los papás empleen talco, porque los pediatras dicen que reseca la piel de bebé porque absorbe la humedad natural de ésta.

Si se perciben irritaciones o pequeñas heridas, se pueden emplear cremas que ayuden a la cicatrización de la piel, pero si continúa se debe consultar a su pediatra.


Relacionados

pañales
Te puede interesar:

Cómo cambiarle los pañales a tu bebé