Alteraciones del pH en la zona íntima

pH vaginal

La vagina, es una de la zona más asombrosa del cuerpo humano, ¡aunque parezca increíble! Esta además de proporcionarle placer al mismo, ayuda a crear y traer vida al mundo, tiene la capacidad de mantenerse limpia por sí sola por medio de la secreción de fluidos naturales y  de conservar un pH saludable que ayuda el aumento de bacterias benignas y combate la aparición de bacterias perjudiciales.

¿Qué es el pH vaginal?

El pH es el nivel de acidez y alcalinidad que existe en la vagina, en otras palabras, es la concentración de iones hidronio presentes en una disolución, que miden el grado de acidez o alcalinidad presentes en la vagina en un determinado momento.

Las medidas del pH están entre 0 a 14; si está por debajo de 7 se dice que es ácido y por encima de 7 se considera alcalino.

Es importante señalar que la vagina está saludable si su pH es ácido, se puede decir que un pH sano oscila entre 3,8 4,5 aproximadamente.

Debemos Considerar que el pH vaginal es diferente en cada etapa de vida de una mujer, por eso se deben conocer como son los valores de este en una mujer sana para poder prevenir o corregir algunas alteraciones que se presenten.

Normalmente en la etapa de niñez el pH suele ser neutro (de 6.8 a 7.2), al igual que en la época de la menopausia. En el Ciclo premenstrual, el pH suele ácido  entre 3.8 y 4.2. Durante el embarazo, este es similar al ciclo premenstrual, es menor a 4.5.

¿Cuáles son las alteraciones que pueden presentar el pH vaginal y cómo pueden evitarse?

Entre las alteraciones más comunes tenemos:

  • Las duchas vaginales: Anteriormente se dijo, que la vagina es capaz de limpiarse solo, pero hay mujeres que no saben eso, así que sienten la necesidad de lavarse el interior vaginal con agua y productos de higiene íntima, lo que en ocasiones puede causarle alguna irritación, es recomendable solo lavar el exterior de tu vagina y en caso de notar algún olor fuerte y desagradable consulta a tu ginecólogo, para que este determine si presentas alguna infección y como debe ser tratada.
  • La penetración: El pH del semen oscila entre 9 y 8, lo que indica que al estar en contacto con la vagina puede alterar su equilibrio natural. Si observas alguna irritación o molestia y quieres evitarlas puedes usar condón al momento de tener relaciones sexuales o consulta a tu médico para tener mayor información sobre el tema.
  • El periodo: La sangre presenta un pH de aproximadamente 7.4, es por ello que durante tu periodo el pH de tu vagina aumenta. Si observa algún cambio en el flujo durante este tiempo, lo más recomendable es asistir al ginecólogo, pues puede que estés presentando alguna infección.
Temas: , ,

mujer
Te puede interesar:

Detección precoz de cáncer de mamas