Implantes de progesterona

Higiene dental e infertilidad

Los implantes de progesterona son seis pequeñas cápsulas que contienen la hormona de la progesterona, y se insertan bajo la piel del brazo de la mujer. Son efectivas en un 99% de los casos y duran hasta cinco años; este método puede ser removido antes si se quiere quedar embarazada.

Las cápsulas funcionan liberando pequeñas dosis de progesterona, lo que causa el efecto anticonceptivo, y la protección empieza después de las 24 horas de insertadas las cápsulas.

La principal ventaja de los implantes de progesterona, es que no se necesita de alguna conducta especial de parte de la mujer, o sea no hay que tomar pastillas, ni estar atenta si el dispositivo (o cápsula), se mueve. Los implantes son conocidos como los métodos más efectivos para prevenir el embarazo, incluso más que la esterilización.

Eso si, el método de implantes trae consigo una serie de efectos secundarios que hay que tener en cuenta al momento de elegirlo, como por ejemplo, fuertes dolores de cabeza; irregularidades en el ciclo menstrual, puede disminuir el flujo de la menstruación o incluso no tenerla; cambios en el peso corporal, algunas personas suben de peso y otras bajas, para el primer caso se recomienda una dieta equilibrada y un plan de ejercicios; depresión, tensión gástrica y quistes en los ovarios. No obstante, estos síntomas son bastante raros, y desaparecen luego de dos o tres meses de insertados los implantes.

Algunos de los beneficios de este procedimiento es que no es necesaria la planificación para tener relaciones sexuales, la efectividad es de un 99.9%, por ende se consideran como una opción anticonceptiva segura y protege de un embarazo en un periodo de tres a cinco años. Además disminuirá el flujo durante el periodo menstrual y no hay efectos secundarios comprobados relacionados con los estrógenos.

¿Cómo se colocan los implantes de progesterona?

El ginecólogo o médico encargado de la implantación de las cápsulas, adormecerá el brazo de la paciente, a través de un analgésico; después de que el brazo esté adormecido, se procede a hacer una incisión de treinta milímetros de largo aproximadamente, por donde se insertan las cápsulas. El proceso dura quince minutos y puede realizarse en el mismo consultorio del especialista.

La zona de la incisión se debe mantener limpia y cubierta con una venda. Aunque extraño, es posible que se produzca una infección en el área de la incisión, lo que significaría extraer las cápsulas en caso de que la infección no pudiera ser controlada. Las cápsulas se van consumiendo a través de los años; y al momento de extraerlas se pueden insertar de inmediato las nuevas cápsulas. Hay que destacar que su implantación se debe realizar los primeros días de la menstruación.

Advertencia

1. La remoción de los implantes de progesterona puede ser incómoda ya que éstas se mezclan con los tejidos del cuerpo.
2. Los implantes se deben remover quirúrgicamente.
3. Trae varios efectos secundarios de importancia (ya nombrados).
4. Si estás embarazada no puedes colocarte los implantes.
5. Si tienes sangrados vaginales anormales, no se pueden colocar los implantes de progesterona.
6. No protege contra las enfermedades de transmisión sexual.
7. Puede producir acné.
8. Tienen un alto costo.


neovagina
Te puede interesar:

Neovagina: la solución para las mujeres que no tienen vagina ni útero