Qué hacer si queremos tener un bebé: Consejos

Qué hacer si queremos tener un bebé

Mucho se habla de los preparativos que una madre debe hacer antes de quedar embarazada, pero también el padre debe cuidarse, entonces qué hacer si queremos tener un bebé. Para evitar problemas con la concepción o con el desarrollo del embarazo, el hombre comparte el 50% de la responsabilidad. Las cuestiones envueltas abarcan genética, historial y estilo de vida, entre otros.

En ambos casos, se debe analizar el historial familiar para detectar potenciales enfermedades que pueden afectar al bebé. Mediante una prueba de ADN, muy sencilla, se pueden identificar unas 600 enfermedades que podría padecer el bebé. Este examen debe realizarse antes de quedar embarazada.

Otro paso importante es acudir a un especialista antes de intentar la concepción, ya sea un andrólogo, infectólogo o ginecólogo. Estos realizarán análisis para determinar la fertilidad, entre otras.

Respecto a lo que depende 100% del hombre, hay factores relacionados con la calidad del esperma y problemas en los testículos, los que tendrán que ser controlados.

Existen factores ambientales que pueden incidir en la calidad del esperma como la exposición a radiaciones o sustancias químicas.

Además, el médico recomendará cambiar los hábitos de la pareja. Estos cambios pueden incluir la abstención de alcohol y tabaco, así como rutinas de ejercicios y manejo del peso.

Y no menos importante es la preparación emocional y económica. Antes de intentar tener un bebé la pareja debe preguntarse: ¿Estamos preparados para ser padres? ¿Tengo los suficientes medios para hacerme cargo de los gastos relacionados con el bebé?

Otras sugerencias sobre qué hacer si queremos tener un bebé son:

  • Llevar una alimentación equilibrada, sin vicios nocivos.
  • Tener todas las vacunas al día.
  • Preguntar al doctor si se está bajo un tratamiento médico.
  • Estar en forma, asesorándose mediante un nutricionista.
  • Mantener una vida sexual responsable y monógama, ya que de otro modo se podrían bloquear los conductos del órgano sexual masculino.
  • Abstenerse de pastillas para adelgazar, antidepresivos o relajantes sin consultar previamente con un médico.
  • Tener presente que hay ciertas complicaciones relacionadas con la edad. Por ejemplo, un embarazo sobre los 45 años en la mujer, o con una pareja sobre los 45 años, podría generar síndrome de Down, acondroplasia o neurofibromatosis.


Te puede interesar:

Ser padres después de los 50 años: ya nadie se sorprende