Estimulación motriz del bebé

bebé

A continuación encontrarás algunos ejercicios que puedes realizar con tus hijos, según su etapa de desarrollo. No olvides que su actividad afectiva durante el momento de la estimulación va a facilitar o dificultar el proceso. Igualmente, mientras estés con tu niño, háblale, sonríele y alaba sus esfuerzos.

Experto: Andrés Muñoz, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico de la Universidad de Chile

 Estimulación de recién nacido (0 – 1 mes)

Estimulación de reflejos

  • Aproveche los reflejos de succión y deglución para iniciar e instaurar una adecuada lactancia materna, el mejor alimento.
  • Toque con diferentes objetos, (teniendo en cuenta que sean higiénicos) los labios del bebé, por ejemplo, utilice el pezón, el dedo, una mota de algodón, etc.
  • Coloque una gota de leche en los labios del bebé y espere su reacción refleja.
  • Cuando ponga el niño al pecho, coloque el pezón en diferentes regiones, comisura, izquierda o derecha de los labios, el labio superior o inferior, las mejillas, alejándose cada vez más de los labios.
  • Cuando tome al niño, paséelo por ambientes de diferente iluminación, para que el bebé adapte sus ojos a éstos parpadeando o cerrando los ojos en ambientes claros y dilatando las pupilas en lugares oscuros. Juegue con cambios de iluminación y sombras.
  • Coloque su dedo sobre la palma de la mano del niño para que este cierre la mano.
  • Colóquese frente al niño dentro de su campo visual para que le mire el rostro.
  • Coloque objetos llamativos sobre la cuna del niño para que éste los mire cuando esté despierto.
  • Cuando el niño esté despierto, ponga música suavecita para que él la escuche.
  • Presione con diferente fuerza la palma de la mano del niño, con el fin de que cierre la mano y sienta las diferentes intensidades.
  • Háblele al niño cerca de él y lejos.
  • Tómelo en sus brazos y mézalo suavemente, cámbielo de posición, también en forma suave (boca abajo a boca arriba y viceversa, en posición vertical, etc, pero siempre en forma suave). Así el niño vivenciará sensaciones corporales.
  • Coloque suavemente su mano (acariciando, masajeando o presionando suavemente) en la planta del pie del bebé, para que éste reaccione en forma refleja.
  • Háblele, acarícielo suavemente en mejillas, boca, cabeza, masajee suavemente pies y manos mientras la mira, la huele, y aproveche de hacerlo, sobretodo, al amamantarlo. Esto favorecerá el apego entre ustedes, y le irá dando seguridad, confianza y amor.

Estimulación para niños en el 1°trimestre de vida (1 – 4 meses)

  • Presente al niño diferentes objetos (una manta, su dedo, el pezón, etc.) para que los succioné y vaya, poco a poco, discriminando cuál lo alimenta y cuál no.
  • Pásele un cascabel liviano para que lo mueva y lo haga sonar. Además, esto favorecerá el traspaso de un objeto desde una mano a otra.
  • Levante al niño y colóquese frente a unos móviles, sople estos y observe la reacción del niño. Si demuestra entusiasmo agitando sus brazos y piernas, acérquelo a ellos para que los mueva en sus manos.
  • Siempre háblele y sonríale suave y cariñosamente. Complemente lo anterior con caricias y abrazos. Póngalo sobre su abdomen, hágalo girar de un lado a otro.

Estimulación para niños entre los 4 y 8 meses

  • Deje en la cuna y al alcance de la mano del bebé, objetos llamativos de diferentes colores y texturas de tamaño suficiente para tomarlos con su mano, pero que no pueda tragarlo, sin partes que se puedan desprender. Estimúlelo a que los agarre y juegue con ellos. A esta edad el niño se empezará a sentar con apoyo y a liberar sus manos de ese apoyo para tomar los objetos.
  • Frente al niño sentado, coloque un platón vacío y deje caer dentro juguetes; entrégueselos 1 a 1 para que el niño imite su acción, dejándolo caer también. Si para el niño es difícil soltar los objetos, ábrale suavemente los dedos para que aprenda a soltar los juguetes, disfrutando del sonido que producen al caer.
  • Dé al niño un frasco de plástico muy bien tapado, con agua hasta la mitad; espere a que el niño agite el frasco y observe el efecto visual; es probable que repita la acción.
  • Cuando esté bañando al niño (en una bañera, platón grande o tina), ofrézcale un muñeco de goma y húndalo usted con sus manos; el muñeco saldrá a flote; deje que el niño manipule el juguete y quizás repita al acción.
  • Juegue tapando objetos con un pañal y estimulando al bebé a que los descubra.

Estimulación para niños entre los 8 y 12 meses

  • Dele al niño un juguete y después pídaselo. Al principio recíbalo en la mano y gradualmente, vaya alejándose para que el bebé busque la forma de entregárselo (lanzándolo, rodándolo, etc.).
  • Cuando el niño muestre interés por 1 objeto, colóquelo en un lugar difícil de alcanzar por el mismo niño (por ejemplo, un poco más alto). Agite el objeto para llamar su atención y que trate de obtenerlo por algún otro medio (estirándose, parándose apoyado en usted, tirando de su otra mano o vestido, etc.). Premie cualquier esfuerzo que haga el niño, entregándole el juguete.
  • Introduzca un juguete pequeño en un frasco con tapa, de manera que trate de destaparlo y obtenga el juguete.
  • Coloque detrás de usted un objetivo llamativo para el niño (él deberá observar todo el movimiento). Muévase a intervalos regulares, dejando ver el objeto y volviéndolo a taparlo. Permita que el niño lo obtenga por sí mismo, ya sea gateando a su alrededor, tirando de usted para retirarla, etc.
  • Si el niño está tomando la mamadera y la suelta, deje que por sí mismo la busque, encuentre y vuelva a tomarla.
  • Cuando el niño tenga 2 juguetes, 1 en cada mano, ofrézcale un para que encuentre la forma de recibirlo. Puede ser tirando 1 de los que tiene en la mano, llevándoselo a la boca, pasándolo a la otra mano, etc.
  • Pásele juguetes que hagan ruido o tengan música. Cántele, juegue con los ritmos, golpeando palitos u otros objetos (un tambor, por ejemplo). Deje a su alcance objetos de diferente color, textura e, incluso, olor, asegurando un tamaño que no pueda ser introducido en la boca ni tenga partes pequeñas desprendibles.
  • Permítale una superficie amplia y segura para el gateo, basta una frazada en el suelo, libre de objetos peligrosos. Siéntelo frente a un espejo. Se sugiere no usar andador por los riesgos de traumatismo y, además, no contribuye a un adecuado aprendizaje de la marcha (caminata).

 


Estímulos para el bebé en los primeros meses
Te puede interesar:

Estímulos para el bebé en los primeros meses