Estimulación en bebés

estimulación

Se ha comprobado que los estímulos adecuados pueden fortalecer e incrementar las capacidades en los bebés.

Según la educadora de párvulos, Tamara Avello, la estimulación temprana es fundamental, ya que el cerebro humano se desarrolla en gran manera durante los 3 primeros años de vida. Por esta razón, las actividades de estimulación son exitosas cuando se llevan a cabo en la primera infancia, es decir, hasta los 6 años.

Para aclarar, la estimulación temprana se vincula a toda acción que potencia las capacidades emocionales, cognitivas, motoras y sociales de un infante.

Es posible animar la evolución del pequeño con estímulos concretos que se apliquen en cada etapa de desarrollo, activando cada uno de los 5 sentidos, de acuerdo con el área específica que se quiera fortalecer. Una consecuencia adicional es que se genera una confianza en los niños, lo que causa una mejor visión de sí mismos y un campo de conocimiento ampliado.

En palabras de la educadora, esto no es sólo tarea de los profesionales de la educación, sino también de los padres, los familiares o el círculo cercano del niño. Toda esta comunidad tiene un papel clave en la estimulación infantil, lo que a futuro, asegura adultos mucho más capaces y seguros.

Tanto los contenidos deben transmitirse de la manera correcta, como el ambiente que se forme debe ser el propicio. El bebé debe crecer en un entorno seguro que le proporcione la confianza necesaria para ir almacenando nuevos conocimientos, nunca presionando al pequeño para que no tenga emociones negativas asociadas a la estimulación.

No se debe olvidar que la educación debe realizarse cuando los padres están relajados, ya que todos los sentimientos se transmiten al pequeño. Es vital fusionar la enseñanza con mucha paciencia y amor. El propósito es reforzar sus deficiencias y potenciar sus habilidades innatas, las que serán únicas, tal como lo es tu hijo.

Para que la estimulación de cualquier área (social-emocional, cognitiva o motriz) sea efectiva, se debe utilizar el juego. Esto logrará que el niño quiera realizar las actividades especiales en toda confianza y a gusto. Para él, en ese momento debes convertirte en un niño más, aproximándote a su mundo.

Un punto destacable dentro de la estimulación en bebés es que el proceso enseñanza-aprendizaje debe estar marcado por un contacto directo con tu retoño, donde el amor sea la motivación central de cada ejercicio. Establece contacto visual con él, dale caricias y abrazos y háblale dulcemente para que la estimulación temprana de tu bebé tenga los mejores resultados.

 


Relacionados

En Chile cuánto dura el prenatal y postnatal
Te puede interesar:

Cambiar el pañal del bebé puede ser divertido