Estimulación del lenguaje del bebé

Bebé acostado

En este artículo encontrarás:

A continuación encontrarás algunas actividades que puedes realizar con tu hijo para ayudarle en su desarrollo lingüístico, según su etapa de crecimiento.

1 -4 meses

Estimular al hacer gorgoritos

  • Háblele al niño la mayor parte del tiempo y cuando éste haga gorgoritos, repítalos lo más parecidos, varias veces, de manera que el niño los produzca de nuevo.
  • Evite ruido, gestos y lenguaje brusco y fuerte.
  • Háblele, con voz suave a diferentes distancias.
  • Colóquese en el campo visual del niño, y cuando éste lo mire, muévase lentamente mientras le habla, para que lo siga mientras se desplaza. Si lo pierde de vista, ubíquese de nuevo donde le vea.
  • Mímelo, háblele, consiéntalo, cántele mientras realiza diversas actividades con él.
  • Emita sonidos que armonicen con un juego o actividad física. Por ejemplo: destapar botellas y decir /p/p/p, o imitar a una carro que pasa /rr/rr. También puede colocar al niño en una hamaca y moverlo suavemente mientras dice «allá» (cuando se aleja) y «acá» (cuando se acerca) utilizando inflexiones de voz.

Estimular la emisión de sonidos que impliquen la lengua

  • Emite un sonido semejante a «Oooh» y dedíquese a un juego vocal reciproco con el niño.
  • Estimule la lengua con el chupete de la mamadera.
  • Cada vez que el niño haga un sonido, sonriale y acarícielo en la barriga. Esto aumentará la cantidad de vocalizaciones infantiles.

4 – 8 meses

Estimulación del balbuceo

  • Imite cualquier vocalización que el niño produzca, para que intente hacerlo de nuevo.
  • Cuando el niño articule una sílaba, repítala enseguida para que el niño la imite. Asocie el balbuceo con acciones con palmas, movimientos de la cabeza, etc.,. Para darle a la situación un carácter de juego.
  • Cuando hable con el niño, asegúrese de colocarle de tal manera que el niño pueda verle claramente la cara y los movimientos de su boca.
  • Muéstrele un espejo para que observe su imagen; si el niño no lo hace espontaneamente, diga «ta, ta, ta». Cuando el niño imite las sílabas, prémielo.
  • Tome un recipiente vacío (un tarro, una taza, etc.) y cuando el niño emita un sonido, imítelo usted a través del recipiente. Si el niño demuestra interés, acerque el recipiente a la boca para que repita el sonido. Repita la actividad, cambiando la entonación de su voz.
  • Cuando el niño esté tranquilo, coloque música, o háblele desde un sitio lejano para que busque la fuente del sonido. Cuando lo haga, alábelo y motive la imitación del sonido.

8 – 12 meses

Estimular la comprensión del nombre y el obedecer ordenes sencillas

  • Colóquese a diferentes distancias y llame al niño por su nombre, cuando él vuelva la cabeza, juege.
  • Frecuentemente, mientras acaricia y mima al niño, dígale «Tú eres Jorge», «tu nombre es Jorge», » tu te llamas Jorge!, etc.
  • Ofrézcale al niño un juguete y dígale «toma» después de que lo haya explorado, extienda su mano pidiendole el juguete y diciendo «dame»
  • Cuando el niño esté introduciendo un juguete en una caja, anímelo diciendo «mete el juguete» y cuando ya esté adentro, impúlselo a que lo saque diciendo «saca el juguete».
  • Señale a la mamá del niño diciéndole «ella es mamá». Después indique a papá y preséntelo » él es papa»
  • Imite los sonidos que producen los animales, cuando el niño los vea. Por ejemplo: «Mira la vaca, la vaca hace muu, muu».
  • Invite verbalmente al niño a que se siente o se pare, diciéndole » siéntate» o «párate».
  • Utilice canciones que permitan mover las manos propias y del niño.
  • Dele ordenes sencillas como «siéntate en la silla» (mientras la señala) «coge él…» y señale el objeto, «dame las manos» y extienda usted las propias, etc.
  • Elogie al niño cuando éste reaccione al «no» hágale saber que esta complacida con él por obedecer su orden.
  • Cuéntele un cuento simple haciendo inflexiones y variaciones de la voz durante el relato.
  • Cuando se acerque al niño llamelo por su nombre, repitiéndole rítmicamente, por ejemplo con palmas: Mó- ni-ca.
  • Cada vez que tenga que marcarle un límite al niño, diga «no», acompañándose con el movimiento de cabeza o del dedo índice.
  • Mueva diferentes partes de su cara para que el niño las imite. Por ejemplo: abrir o cerrar los ojos, la boca, o apretar los labios, moverlos para dar besos, inflar los cachetes, toser, etc. Al principio, el niño confunde las partes de su cara abriendo y cerrando ojos y boca, sin establecer correspondencia, pero después lo hace correctamente. Puede apoyarse con canciones apropiadas.
  • Frente a un espejo, señale y nómbrele las partes de su cuerpo, para que el niño las reconozca e identifique.
  • Ubíquese lejos del niño y llámelo diciendo «ven», el niño gateará para acercarse.

Estimulación de la articulación de algunas palabras

  • Repite los sonidos que emite el niño, articulando, por ejemplo «ma-ma-ma-ma! Para que el niño diga mamá.
  • Cuando el niño articule por ejemplo «mamá» procure que ella entre en un momento y diga » si, llegó mama», lo alce y mime.
  • En juegos de imitación, incluya el nombre y la acción Por ejemplo: «vamos a sacar la lengua», sáquela y espere que el niño lo imite.
  • Tóquele las diferentes partes del cuerpo y vayalas nombrando.
  • Nombre a las personas que rodean al niño. Si éste repite la terminación de los nombres, prémielo.
  • Eleve el tono de voz cuando le haga preguntas.
  • Cuando el niño varíe el tono e inflexion de la voz en su parloteo, elógielo, Por ejemplo: » que bien lo dijiste».
Temas: , , ,

bebé
Te puede interesar:

La estimulación del tacto y el olfato