Estimulación de la motricidad fina del bebé

niño

En este artículo encontrarás:

Aquí te daremos a conocer una serie de actividades que te ayudarán a desarrollar la motricidad fina de tu hijo.

O – 4 meses

Coordinacion brazo – boca y ojo – oído

  • Permita que el niño lleve sus manos y objetos no peligrosos a la boca y los chupe.
  • Coloque un chupo en la mano del bebé (alternando la mano) y muévala hasta tocar la boca repetidas veces.
  • De frente al niño, sin salirse de su campo visual, mueva su cara, hablándole en tonos diferentes y emitiendo sonidos variados. Si el niño deja de seguir su cara, busque el punto donde lo vuelva a mirar.
  • Haga sonar un sonajero al lado derecho del niño, para que éste lo busque volviendo la cabeza al mismo lado; cuando lo haga, déjele ver el sonajero y hágalo sonar de nuevo. Repita lo mismo del lado izquierdo.
  • Cuelgue móviles en el techo de la cuna, dentro del campo visual del niño, no demasiado cerca de sus ojos, ya que la convergencia implicará fijar la vista a una distancia corta y hará por consiguiente que los ojos se vuelvan hacia adentro. Si no lo cambia con alguna frecuencia, se podrá fatigar el niño o dejar de interesar. Si están a una distancia adecuada, le proporcionarán práctica en alcanzar y agarrar, en dirigir la mano para tocar un objeto y en coordinar los músculos de los ojos para seguir un objeto en movimiento.
  • Estando el bebé acostado de espaldas, tome un objeto sonoro (por ejemplo un cascabel) y hágalo sonar a la altura de sus piernas. Anime al niño para que patalee y asi mueva o haga sonar el objeto.

Prensión de objetos y juego con las manos

  • Coloque su dedo en la palma de la mano del bebé para que éste lo agarre y presione. Utilice diferentes objetos.
  • Roce suavemente el dorso de las manos del bebé; cuando las abra aproveche para estimular su palma con objetos que pueda presionar.
  • Tome suavemente las manos del niño y llevándoselas sobre el pecho toque una mano con la otra. El niño puede entrelazar sus dedos por varios segundos.
  • Permita que el bebé le toque su cara, cabello, etc. Pásele la manito por su propia mano, como si lo estuviera acariciando.
  • Coloque una pequeña pulsera de cascabeles en la muñeca de uno de sus brazos y espere que el niño lo mueva para producir ruido. Es posible que el niño mueva el brazo para llevarlo a su campo visual y que utilice la otra mano para manipular la pulsera.
  • Cuando el niño deje resbalar de sus manos un juguete, dele oportunidad para que por sí mismo lo recupere.

4 – 8meses

Coordinación ojo-mano

  • Coloque a la vista del bebé móviles que estén a su alcance y pueda accionar fácilmente.
  • Utilizando un juguete llamativo para el niño, colóquelo dentro de su campo visual. Si por sí mismo el niño no intenta extender su mano hacia el juguete, tómesela usted y llevela hasta el objeto. Si trata de cogerlo, permítaselo. Cuando suelte el juguete, repita el ejercicio hasta que el niño intente por si mismo alcanzarlo y lo consiga. Cuando el niño intente tomar el juguete, desplácelo lentamente hacia un lado para que él siga el movimiento con la vista y las manos. Entréguele al final del ejercicio el objeto de su interés. Puede variar los movimientos (hacerlos también hacia arriba y hacia abajo), los juguetes, y la posición inicial de estos.
  • Recueste al bebé sobre una almohada alta y muéstrele un carrito de juguete. Cuando el niño manifieste interes ruede el carrito hacia distintos lugares para que él lo siga con la vista. Acorte la distancia para que intente cogerlo.
  • Cuando sostenga un juguete en una mano, enséñele otro para que utilice las dos manos a la vez. Permítale que los manipule.

Movimientos de la mano

  • Ofrézcale objetos de tamaño pequeño para que los coja cerrando la palma de la mano.
  • Hágale cosquillas suaves para que el niño se rasque.
  • Dele 2 objetos (por ejemplo, de caucho) los cuales pueda golpear. Si por sí mismo no lo hace, llévele las manitos estimulando la acción.
  • Facilite un sonajero y deje que lo sostenga, agite y golpee.
  • Ensarte en un hilo tapas de plástico de diferentes colores, pedacitos de madera, pequeños envases de plástico con piedritas dentro (que no ofrezcan peligro). Muéstrele como este juguete se puede mover produciendo sonidos. Poco a poco el niño lo tomará en sus manos y se entretendrá con él.
  • Tome los pies del niño y lléveselos a su campo visual, estimulando a que observe éstos e intente explorarlos.
  • Coloque un objeto rozando las yemas de los dedos para que tate de acercar su mano y lo tome.

8 -12 meses

Manipulación de objetos

  • Pásele objetos de diferentes tamaños para que los manipule.
  • Tome una mano del niño y con sus dedos pulgar e índice juegue con él abriendo y uniendo los dedos índice y pulgar del bebé. Utilice otros dedos para sostener los mismos del niño.
  • Cuando le entregue objetos al niño dígale «toma», después pídaselos de nuevo diciéndole «dame». Si el niño no lo suelta por sí mismo, ábrale la manito suavemente y tome el objeto. Repita el juego dándole las gracias por haberle permitido el juguete.
  • Coloque objetos dentro de una caja para que el niño introduzca las manos, las saque y manipule.
  • Facilítele un teléfono de juguete para que el bebé imite la acción de llevarlo al oído.
  • Permítale un espejo para que lo tome y se mire en él.
  • Facilítele objetos resistentes (por ejemplo: una pelota de caucho) para que los bote y lance.

motricidad
Te puede interesar:

Estimulación de la motricidad gruesa del bebé