Beneficios de la estimulación prenatal

estimulación prenatal

Los especialistas en el tema han establecido la relación entre las emociones de la mamá durante el embarazo y el estado emocional del bebé; es decir, las actitudes de la madre pueden determinar la personalidad de su hijo.

Investigaciones sobre estimulación pre y post natal han demostrado que ésta es importantísima para el desarrollo fetal, por ejemplo, influyen en una mejor habilidad para seguir objetos con la mirada, un mayor control de la cabeza y un movimiento y tono muscular mejor desarrollados.

De acuerdo a las últimas referencias sobre el tema, un bebé nace con 10 billones de neuronas, las que pueden crear una gran cantidad conexiones entre sí. Estas conexiones o enlaces sinápticos entre las células neuronales determinan la estructura cerebral y su actuación se ve favorecida por la estimulación prenatal. Esto es fundamental, ya que si las neuronas no son estimuladas, desaparecen. Entonces, mientras más neuronas interconectadas, mayores habilidades cognitivas y competencias sociales y emocionales en la persona.

¿En qué consiste la estimulación prenatal?

El principal objetivo es promover el aprendizaje del bebé en el interior del vientre materno, potenciando su evolución mental y sensorial. Esto se puede llevar a cabo mediante diversos estímulos como el sonido de la voz de la mamá, música, golpecitos en la pancita, vibraciones y luz, lo que crea una sensación de bienestar en la criatura.

Al realizar estos estímulos organizadamente, el bebé aprende a darles un significado dentro de un contexto; deben ser, por lo tanto, coherentes y presentarse repetidamente. Así, se forman patrones que son asociados en el cerebro del bebé.

Mediante la estimulación prenatal los futuros papás se comunican con su hijo o hija a través de técnicas visuales, motoras, auditivas y táctiles.

Ventajas de un bebé estimulado en el útero

  • Desarrollo avanzado en los campos visual, auditivo, lingüístico y motor.
  • Se logra un nacimiento más relajado, con las manos y ojos abiertos.
  • Duerme e ingiere mejor su alimento.
  • Su poder de concentración es más prolongado y su aprendizaje es más rápido.
  • Potencia sus habilidades lingüísticas, musicales y todo aspecto creativo.
  • Desarrolla su curiosidad y exploración del mundo.
  • Capta y procesa la información con velocidad.
  • Reconoce sonidos y la voz de sus padres.
  • Está atento a lo que le rodea e incrementa su memoria.
  • Amplía sus vínculos afectivos.

 


Relacionados

mujer
Te puede interesar:

¿Qué es la estimulación prenatal?