Ejercicios para bebés de 5 meses

estímulos para bebés

Los ejercicios para bebés de 5 meses buscan evitar estados no deseados en el desarrollo del niño y ayudar a los padres con eficacia y autonomía en el cuidado del infante.

Estimulación táctil

  1. Desarrollar la percepción de diferentes texturas: Acuesta al bebé en el piso con varios pedazos de telas de diferentes texturas. Deja que el bebé juegue libremente con ellas, las toque, las lleve a la boca, etc. Hazle caricias o masaje con objetos tales como espuma, plumas, esponjas, toallas, cintas, etc. Ponlo a jugar en una bañera. Llénala unas veces con agua, otras con cereales, con cubos de espuma, arena, etc.
  2. Incrementar el control que el bebé ha adquirido sobre su entorno: Permite que toque con sus manos tu cara, tu pelo, y al mismo tiempo ve nombrando cada una de las partes que el bebé vaya tocando. Pon cerca del bebé objetos con diferentes texturas y formas, como por ejemplo, juguetes de tela, de caucho, de pasta, etc., para que los explore y ensaye movimientos suaves y vigorosos. Dale objetos grandes (un oso de peluche, una pelota, un cojín, etc.) para que los tome con ambas manos.
  3. Sensibilizar al bebé con elementos de su mundo: Enseña al bebé a disfrutar de algunos contactos, por ejemplo, tocar una flor, amasar la plastilina. Acariciar el rostro de la mamá o el papa, etc.

Estimulación visual

  1. Ampliar la capacidad para seguir objetos en movimiento: Haz rodar una pelota para que el bebé la siga con la mirada. Deja que luego vaya en su búsqueda. Ponlo cerca de la ventana para que vea pasar los carros y las personas que van caminando. Dale un globo inflado para que observe su movimiento.
  2. Reforzar la imitación de movimientos: Abre y cierra los ojos o la boca delante del bebé. Al comienzo confundirá las deferentes partes del cuerpo y responderá abriendo y cerrando los ojos y boca sin establece una correspondencia, pero luego lo hará correctamente. Puedes igualmente apretar tus labios, moverlos como dar besos, inflar los cachetes, bostezar emitiendo sonidos fuertes, para que el niño te imite.

Estimulación socio-afectiva

  1. Estimular el reconocimiento de sí mismo: Coloca al niño frente al espejo y dile: “Aquí esta Andrés, ese es el bebé, este eres tu”. Hazlo diariamente. Haz que otras personas lo llamen por su nombre. Pon frente al bebé un espejo, de tal manera que pueda ver su imagen cuando este sentado. Pregunta “¿dónde esta el bebé?”. Acostúmbralo a reaccionar ante su nombre, llámalo claramente cuando te encuentres a distancia de el. Repite su nombre rítmicamente.
  2. Utilizar el juego como elemento de socialización: Cólocate frente al bebe y cúbrete la cara con una tela. Apenas el bebé murmure, destapate y deja que te vea, sonríele y contestale su murmullo. Hazlo de nuevo después, pronto entenderá el principio el juego y comenzara a llamarte para que aparezcas. Provoca en el niño la risa a travez de gestos cosquillas y juegos vocales. Haz algunos juegos sencillos de manos como palmoteo, fricción, golpeteo.
  3. Proporcionar elementos de socialización: Acostumbra al bebé a que este con otras personas, a que jueguen con él, no de manera pasiva, sino en actividades a través de las cuales él bebe participe permanentemente. Llévalo a conocer lugares diferentes y háblale acerca de las cosas que ve, de las acciones u objetos que le son familiares en ese lugar. Mírate con él en el espejo y pídele que te señale a ti y después a el mismo. Refuerza los aciertos. Llámalo a distancia por su nombre.
  4. Estimular la aceptación de sí mismo como unidad independiente: Nombra cada una de las partes de su cuerpo, mientras el bebé las observa directamente. Utiliza para esto el espejo.
  5. Reforzar la imitación de expresiones faciales: cada vez que el bebé sonría has lo mismo tu, igual cuando llora, haga muecas, bostece, etc.
  6. Iniciar establecimiento de hábitos:
  • Alimenticios: Muéstrale los alimentos en taza y cuchara antes de dárselos. Permite que juegue con la cuchara y el vaso. Ponlo junto a ti, en su mesa-comedor a la hora de las comidas en familia.
  • De higiene: Háblale sobre cada una de las actividades de aseo, por ejemplo, dile: “voy a bañarte para que estés limpio”; “tus manitos están sucias, vamos a lavarlas en el lavamanos”, “mira como mamá lava sus dientes”.
Temas: , ,

Relacionados

ejercicios para bebés
Te puede interesar:

Estímulos para bebé de 7 meses