La anemia en los niños (Incluye vídeo)

desarrollo cerebral del niño

A veces creemos que lo que presenta nuestro niño como cansancio, no lo es, y nos damos cuenta al hacerle un examen médico de control, que lo que tienes es anemia.

La anemia es una afección sanguínea que ocurre cuando el cuerpo no produce sufrientes glóbulos rojos, o cuando la sangre no puede transportar suficiente oxígeno al cuerpo.

A menudo no se presenta síntoma hasta que la enfermedad está muy avanzada, puesto que no es una afección que puedas reconocer por ti misma. Las características en los niños suelen ser muy leves. La mayoría de las veces es detectada en los bebés a través de un análisis de sangre durante el examen de rutina del médico.

Pero hay algunas señales que pudieran dar la alarma para acudir al médico y hacer los exámenes respectivos:

  • Piel pálida, en particular debajo de las uñas, dentro de los párpados y alrededor de las encías.
  • Fatiga y desgano.
  • Poca atención.
  • Corta respiración al exhalar.
  • Vértigo.

Existen más de 30 tipos de anemia, cada una con su propia causa y método de tratamiento. En los pequeños, la forma más común es la del déficit de hierro, provocado por una dieta pobre en este mineral y otros nutrientes.

Los bebés que beben sólo leche de vaca y los infantes que no tienen dietas bien balanceadas, no reciben suficiente hierro para que sus cuerpos usen el oxígeno en forma apropiada.

Gracias a que la leche materna que contiene todo el hierro que su bebé necesita la incidencia de esta anemia es muy baja, además, la fórmula para mamaderas viene fortificada con hierro, cosa que también favorece.

También hay enfermedades hereditarias de la sangre como la talasemia, que igual puede provocar anemia. Esta puede constituir, asimismo, un síntoma de muchos otros padecimientos como la leucemia, una infección, o pérdida excesiva de sangre por una lesión o por cirugía.

¿Qué puedo hacer si mi hijo tiene anemia?

  • Si tu hijo presenta alguna señal de las arriba mencionadas, consulta a tu médico.
  • No trates de curar la anemia con remedios caseros o con suplementos de hierro de venta libre.
  • Suministra el hierro recetado por el médico. La sobredosis de hierro es la causa más común de intoxicación en los niños.

Atención médica

Para constatar si tu hijo tiene anemia el pediatra revisará su historia médica, realizará un examen físico, y ordenará análisis completos de sangre en el laboratorio; para dar con lo que la causa el médico puede pedir igualmente, análisis de orina y de materiales fecales, de médula ósea, y radiografía del tracto intestinal (por si estuviera sangrando).

El médico tratará cualquier causa sospechosa de anemia, por ejemplo si se presentase una infección gastrointestinal.

Si el niño tiene deficiencia en hierro, el médico le recetará suplementos de este metal y otras vitaminas, junto a una dieta rica en hierro. Si se diera la circunstancia de que el pequeño sufriera de una enfermedad hereditaria de la sangre, como talasemia, requerirá un tratamiento adecuado para toda la vida.

La anemia y la dieta de tu hijo

La mejor manera de mantener sano a tu hijo es con una dieta balanceada que incluya muchos alimentos ricos en hierro, como el hígado, la yema de huevo y vegetales de hojas verdes oscuras.

La vitamina C ayuda al cuerpo a absorber el hierro, aprovecha y dale a tu niño un vaso de jugo de naranja junto con el huevo del desayuno; si tu hijo tiene buen apetito, agrega una rebanada o dos de palta a su ensalada de lechuga.

Temas: , ,

Te puede interesar:

Su primera comida: Papilla de verduras