Cómo diferenciar la influenza del resfriado común (gripe)

Paracetamol

Conocemos como gripe, resfriado o catarro a enfermedades virales respiratorias, sin embargo, la influenza también está incluida en está categoría, solo que es más severa y puede llegar a causar hospitalización o consecuencias graves de no ser tratada a tiempo.

Algunos de los virus ocasionados por el resfriado común y que requieren de observación médica habitual son el rhinovirus o adenovirus y rotavirus y tanto estas como la influenza son prevenibles gracias a las vacunas y medicamentos antivirales que deben aplicarse después del nacimiento.

¿Cómo saber que el niño tiene influenza?

  • Cuando hablamos de resfriado común, los síntomas deben cesar a partir del tercer día.
  • La fiebre, tos seca, decaimiento, falta de apetito y dolor muscular llegan a ser más intensos e incesantes.
  • Los síntomas no ceden ante medicamentos convencionales.
  • La fiebre supera los 39°C y genera desvarío.
  • De no ser tratada a tiempo puede generar neumonía.
  • Deshidratación.
  • Escalofríos.
  • Sudoración.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Dolor punzante e cabeza.
  • Dificultad para respirar.

¿Cómo se contagia?

  • A través de la piel: por tos o estornudos.
  • Apretones de manos o abrazos.
  • Saliva.
  • Contacto con un área externa contaminada (mantas, toallas, utensilios)

Vacuna contra la influenza

  • Se aplica universalmente a bebés mayores de seis meses, dándoles prioridad a ellos, embarazadas y ancianos.
  • En servicio público la vacuna es gratuita, de lo contrario el costo varía entre 200 y 500 pesos.
  • Existen campañas de vacunación, especialmente antes de la época invernal, sin embargo, puede aplicarse a lo largo del año.
  • La respuesta inmunológica ayuda a disminuir el impacto de la enfermedad, esto no quiere decir que estemos exentos de contagiarnos.

Tratamiento

  • El descanso es lo principal en estos casos, los niños, embarazadas o adultos con influenza deberán permanecer en reposo hasta que los síntomas comiencen a cesar.
  • Ingerir mucha agua o líquidos y mantenerse hidratados.
  • Los analgésicos antiinflamatorios pueden ayudar a combatir las dolencias e irritación, estos deben tomarse bajo prescripción médica.
  • Vacunarse anualmente.

Temas: , , ,

niño
Te puede interesar:

Niños más violentos gracias a los medios, evita que a tu hijo le afecte