Apnea: llama a una ambulancia si tu hijo no respira durante veinte segundos

Alerta máxima

Llama a una ambulancia si tu hijo no respira durante veinte segundos y no puedes hacerlo volver en sí.

Síntomas comunes

  • Falta de respiración durante el sueño por períodos mayores a veinte segundos.
  • Falta total de movimiento.
  • Color azulado alrededor de los labios y en la lengua.

Apnea es un término usado para describir cualquier período en el que la respiración normal se detiene durante el sueño. Los infantes respiran, a menudo, irregularmente. Por tanto, los episodios de apnea de diez segundos aproximadamente, son perfectamente normales, sobre todo si el bebé sueña.

Pero si la respiración se detiene por más de veinte segundos, la apnea es considerada un problema médico serio. Si durara más de un minuto, la consiguiente falta de oxígeno podría causar serios daños al cerebro e, incluso, ser mortal.

En estos instantes de colapso respiratorio, el cuerpo vive una situación límite. Las hormonas de control de estrés –cortisol y catecolaminas– se incrementan. Esta enfermedad puede ser una señal de un defecto cardíaco, de adenoides, amigdalitis, alergias, sinusitis u otra enfermedad. Investigadores médicos sostienen que es uno de los mecanismos que causan el síndrome de muerte súbita en los bebés.

Es más común que la apnea afecte a bebés prematuros, cuyos cerebros aún no maduran lo suficiente como para regular la respiración, pero también ocurre a bebés con un parto normal, a niños más grandes y a adultos, por causas aún desconocidas.

La buena noticia es que la mayoría de los casos de apnea en infantes se solucionan en pocos meses, y pueden ser controlados con remedios y monitores de sueño. Estos monitores sirven tanto para calmar la ansiedad, como para evitar emergencias médicas al alertar a los padres cuando ocurre un episodio de apnea.

También, el médico puede prescribir medicación para estimular la respuesta respiratoria.

Lo que puedes hacer

Toma el tiempo a los ataques de apnea de tu bebé. Si no duren más que diez segundos, no hay que preocuparse, sobre todo si está dormido.

Si el episodio tarda más de diez a quince segundos, sigue con cuidado los siguientes pasos:

  • Suavemente sacude el brazo o la pierna de tu bebé y aplaude bien fuerte para que se despierte. Deberá comenzar a respirar dentro de uno o dos segundos.
  • Si no hubiera respuesta, acuesta al bebé boca abajo sobre sus rodillas y, con suavidad, presiona varias veces su cuerpo con tus dos manos para ayudarlo a respirar.
  • Si siguiera sin respuesta, ábrele la boca y revisa para asegurarse de que no hubiera nada que obstruya su respiración. Afloja cualquier ropita ajustada alrededor de su cuello.
  • Si todo esto fallara, comienza a resucitarlo con respiración boca a boca.

Pídele a alguien que llame una ambulancia o llama una, pero lleva al bebé contigo y continúa tratando de resucitarlo.

Lo que puede hacer el médico

Si tu bebé aún no empieza a respirar al llegar al hospital, un equipo médico de emergencia le administrará oxígeno a través de una máscara facial, o resucitación boca a boca, o intubación, bajo anestesia, insertándole un tubo en la garganta para llevar oxígeno directamente a los pulmones. Tu bebé puede quedar internado 1 o 2 días, para que el médico pueda impedir cualquier efecto secundario por haber estado sin oxígeno, como convulsiones, o intentará identificar la causa de la apnea.

Existen paliativos efectivos si la dificultad reside en una malformación de la cara o la garganta, o en algún problema neurológico: una mascarilla nasal que envía aire mientras duermen, evitando que se cierre la garganta.

Lo que sucede después

El médico puede recetarle una medicación como también un monitor de apnea. Consiste en un sensor diseñado para detectar cualquier falta de respiración y una alarma que suena cuando el bebe deja de respirar durante cierto número de segundos. Si sonara la alarma, se deben seguir las indicaciones del especialista para despertar al bebé o alertar a los médicos.

Atender la apnea crónica puede significar una tarea estresante para cualquier miembro de la familia, por lo que muchos acuden a grupos de ayuda para afrontar esta situación.

Temas: , ,

ventaja y desventajas de las redes sociales
Te puede interesar:

¿Debemos supervisar las redes sociales de nuestros hijos?