Apendicitis

Diferencias entre apendicitis y peritonitis

Alerta máxima

Es una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato. Si usted tuviera alguna razón para sospechar que su hijito tiene apendicitis, consulte a su médico sin pérdida de tiempo.

Síntomas comunes de Apendicitis

  • Dolor constante en la zona del ombligo y/o en la parte baja derecha del abdomen.
  • Fiebre: entre 37 y medio y 38 grados.
  • Náuseas o falta de apetito.
  • Vómitos.
  • Constipación o diarrea.

La apendicitis es la inflamación del apéndice, pequeña bolsa ubicada en la parte baja derecha del abdomen, donde se juntan los intestinos. Tiene forma de tubo, con un extremo cerrado y el otro con una pequeña abertura. Si se llegara a obturar parcial o completamente esta abertura, se acumularía la bacteria y se produciría una infección. Si esto sucediera, el apéndice debe ser removido en una operación quirúrgica, llamada apendictomía.

Si no se operara y se permitiera continuar la infección por algunas horas más, el apéndice podría reventar, liberando bacteria peligrosa en los intestinos y la cavidad abdominal. Esto es llamado peritonitis y es una enfermedad con peligro de muerte por la infección causada a estos órganos.

Aunque la apendicitis es rara en bebés de menos de 1 año, la apendictomía es la más común de las operaciones de emergencia entre los infantes y los chicos. Como el diagnóstico es muy difícil en los infantes quienes, a menudo, no pueden describir el problema con exactitud, es aconsejable pecar por cautelosos y llamar al médico si usted tuviera la sospecha de que el malestar de su chiquito, puede responder a una apendicitis.

Lo que usted puede hacer

Averigüe si existen síntomas característicos de apendicitis al apretar con suavidad el abdomen de su hijo, justo debajo del ombligo y unos 2 y medio centímetros hacia la derecha. Si el dolor aumentara al apretar o al soltar la presión, consulte de inmediato con el médico.

NO HAY QUE HACER

  • No le haga a su niño una enema ni le dé laxantes, ni analgésicos. Las tres medidas pueden empeorar la situación
  • No le dé nada de comer ni beber pues, si hubiera que operarlo, lo harían bajo anestesia general.

Qué puede hacer el médico

Si también el médico sospechara la aparición de apendicitis, le realizaría algunos análisis para confirmar el diagnóstico. El primer paso es auscultar el pecho y revisar la garganta del chico para descartar una neumonía o una infección de la garganta, que tienen síntomas parecidos a los de apendicitis. Además de palpar el abdomen, presionando y soltando para descubrir signos de blandura o hinchazón, el médico puede ordenar, también, una radiografía y un análisis de sangre para medir los glóbulos blancos; un incremento en la cantidad de éstos indica que el cuerpo está combatiendo una infección.

Qué sucede después

Si el apéndice de su hijo está inflamado, el médico lo internará en el hospital y consultará con un cirujano.
Puede tenerlo en observación unas cuantas horas más para confirmar el diagnóstico, u operar de inmediato.
Después de la cirugía su hijo permanecerá internado de tres a cinco días. En casa necesitará, probablemente, descansar bastante y quedarse quieto aproximadamente una semana


Cómo estimular a un bebé
Te puede interesar:

Estimulación en los niños: una especialista explica