Infecciones urinarias en bebés

infecciones urinarias en los bebés

Este diagnóstico se debe a la presencia de gérmenes, bacterias o infecciones patógenas en la orina, por infecciones en la vejiga, riñón, próstata, o en la uretra, es decir, las bacterias existentes en el tracto urinario pueden llegar a ser las responsables de esta afección, pero también tienen relación con la poca frecuencia del vaciamiento de la vejiga.

En el caso de los infantes, las infecciones urinarias se generan; probablemente, porque el sistema urinario de los lactantes aún es inmaduro, lo que evita que orine con mayor frecuencia. Este tipo de infecciones es la más frecuente en los niños, después de las causadas en las vías respiratorias.

¿Cómo detectar las infecciones urinarias en los bebés?

  • Inicialmente sus síntomas son leves, casi pasan desapercibidos.
  • Percibirás la pérdida de apetito en el bebé.
  • No gana peso adecuadamente.
  • Puede presentar fiebre y se mantiene bastante irritable.
  • Al llevarlo con el pediatra, probablemente sugiera una prueba de cultivo para detectar o descartar la infección.

En los lactantes:

  • La muestra de orina se recogerá mediante una bolsa que debe ser colocada en los genitales.
  • Se debe limpiar cuidadosamente la zona porque puede estar contaminada con gérmenes.
  • Si la bolsa donde se recoge la muestra de orina no se cambia adecuadamente, los agentes infecciosos crecen en ellas, generando un falso positivo en los resultados.
  • En casos severos, los especialistas utilizan la colocación de una sonda o realizan la punción en la vejiga para obtener un diagnóstico rápido.

Cuando se diagnostica a tiempo una infección urinaria en los bebés es posible administrar antibióticos y en menos de 72 horas el malestar remite. La respuesta del organismo a los efectos del fármaco es prácticamente inmediata, sin embargo, se mantiene la medicación durante 8 o 10 días. Posterior a ello el médico indicará si es necesaria la realización de un nuevo cultivo para comprobar que la infección haya desaparecido.

¿Cómo prevenir las infecciones urinarias en los bebés?

Mantener al bebé hidratado (leche materna o agua a partir de los 6 meses) ayudará diluir la orina, por lo que el pequeño orinará con mayor frecuencia.

Higiene: Es importante limpiar de adelante hacia atrás, para que de esta manera, no se contamine la zona urinaria con gérmenes o residuos existentes en el ano.

Dieta: Antes de los 6 meses, la leche materna fortalecerá el sistema inmunológico del pequeño, esto lo protegerá de infecciones.

Temas: , ,

Relacionados

Enfermedades respiratorias
Te puede interesar:

Ropa de algodón orgánico para bebé ¿por qué elegirla?