9 trucos para evitar el dolor de espalda en el embarazo

evitar el dolor de espalda en el embarazo

La mitad de las mujeres embarazadas tiene molestias en la espalda en algún momento del proceso de gestación de su bebé.  Sin embargo evitar el dolor de espalda no es imposible, pues o ideal es cambiar de hábitos posturales y poner algunas medidas en práctica.

El aumento de volumen del útero provoca que se desplace el eje de gravedad del cuerpo y por este motivo, la columna vertebral y el resto de los sistemas del aparato deben ajustarse a los cambios que esta presentando.

Lo más lógico es que las modificaciones produzcan dolores, sobre todo cuando se está mucho tiempo de pie o sentada. Para prevenir estas molestias de la espalda y el dolor te entregamos 9 trucos para que pongas en práctica y logres evitar el dolor de espalda en el embarazo.

9 Trucos para evitar el dolor de espalda

  1. Ten en cuenta tu postura: Caminar y sentarse con la espalda recta y las caderas hacia adelante. Intenta no arquear tu espalda.
  2. Usa un zapato cómodo: No uses zapatos de tacón alto, porque elevan la presión sobre los músculos de la cintura, lo ideal es que sea un zapato bajo.
  3. No levantes peso: Si tienes que recoger algo del suelo, hazlo flexionando las rodillas y la espalda recta, sin doblar la cintura.
  4. Cuidado con caerte: Trata de tener las cosas que necesites a mano, así no tendrás que agacharte ni estirarte para llegar a ellas.
  5. Sentada o de pie: No pases mucho tiempo de pie ni sentada. Alterna el apoyo de tus pies sobre una caja o una silla.
  6. Duerme en un colchón firme: La mejor postura para dormir es de costado y coloca una almohada entre tus piernas para mantener la columna vertebral recta.
  7. Fajas de apoyo lumbar: Las fajas como las bandas anchas ayudan a sostener el peso extra abdominal y brindar soporte lumbar.
  8. Masaje para el dolor: No tomes medicamentos para aliviar el dolor, lo mejor son los masajes para aliviar las contracturas.
  9. Prevención en el ejercicio: Los ejercicios para fortalecer y estirar los músculos de la espalda ayudan a mejorar la postura.

 


sindrome de hughes o sindrome antifosfolipidico
Te puede interesar:

¿Conoces el Síndrome de Hughes (Antifosfolipídico)?