Serotonina en el embarazo: Antes, durante y después

Serotonina en el embarazo

La serotonina es una sustancia química presente en el cuerpo humano, animales. También conocida como la hormona de la felicidad debido a que regula el bienestar, humor, apetito, memoria y sueño, la serotonina en el embarazo tiene múltiples funciones en el organismo.

La serotonina actúa en el cerebro regulando la ansiedad, aumentando la felicidad y mejorando el humor, por lo que los niveles bajos de esta hormona pueden causar la ansiedad y llevar a la depresión.

Además, la serotonina regula muchas funciones fisiológicas en el cuerpo, desde el control de la división celular hasta las emociones, pasando por la regulación de la temperatura corporal o el mantenimiento de la salud ósea.

Serotonina en el embarazo: ¿La serotonina afecta la fertilidad?

La serotonina juega un papel importante en la regulación de la fertilidad y el desarrollo embrionario temprano, según un artículo de Women’s Mental Health.

Sin embargo, la relación entre la serotonina y la fertilidad en relación con los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) ha recibido atención modesta.

Aunque hay pocos estudios sobre si los ISRS inducen directamente la fertilidad en hombres y mujeres, algunos estudios sugieren que estos medicamentos pueden tener un impacto negativo en la capacidad de concebir.

Por lo tanto, se necesita más investigación para comprender completamente cómo los ISRS y la serotonina surge la fertilidad en hombres y mujeres.

Si estás considerando tomar un ISRS y estás preocupada por tu fertilidad, asegúrate de hablar con tu médico para obtener más información sobre los posibles efectos secundarios y las opciones de tratamiento alternativas.

La serotonina en el embarazo

La serotonina es un neurotransmisor que desempeña un papel importante en el embarazo.

Se ha demostrado que los niveles bajos de serotonina en el embarazo están asociados con un mayor riesgo de depresión y ansiedad durante la gestación, así como con un mayor riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uso de antidepresivos que aumentan los niveles de serotonina en el embarazo también puede tener efectos secundarios en el feto, como hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (HPPRN).

En general, se recomienda que las mujeres embarazadas hablen con sus médicos sobre los riesgos y beneficios potenciales de cualquier tratamiento que involucre la serotonina en el embarazo.

¿Afecta al feto?

Sí, la serotonina afecta al feto. Recientemente se ha demostrado que la serotonina sintetizada por la placenta es crucial para el desarrollo del cerebro fetal.

Además, muchos estudios muestran la participación de la transmisión del sistema de serotonina en enfermedades psiquiátricas durante la infancia y la edad adulta.

La placenta suministra serotonina al feto a través de un camino fisiológico que involucra al menos SERT, uniones de brecha, P-gp, OCT3 y MAOA. El cerebro fetal requiere serotonina como neurotransmisor para desarrollar circuitos neuronales saludables.

La inflamación materna puede aumentar la serotonina y afectar negativamente el desarrollo del cerebro fetal.

¿Cómo actua la serotonina en el parto?

La serotonina es un neurotransmisor que juega un papel importante en la regulación de funciones fisiológicas necesarias para la supervivencia, como el dolor y la respuesta sexual.

Además, según el modelo integrador neuropsicosocial del parto, la oxitocina (hormona que estimula las contracciones uterinas durante el parto) también influye en las experiencias subjetivas de las mujeres durante el parto fisiológico.

Aunque no se ha encontrado evidencia directa que indique que la serotonina actúa en el parto, la oxitocina, que está influenciada por la serotonina, tiene un papel clave en dicho proceso.


Miedo a los cambios durante la maternidad
Te puede interesar:

El miedo a los cambios durante la maternidad