¿Qué precauciones debo tomar si practico natación en el embarazo?

Precauciones para natación embarazo

Los ejercicios en el agua son muy recomendados para las embarazadas, y la natación es uno de ellos. Sin embargo, es bueno tomar algunas medidas para que esta actividad no presente riesgos para la salud del bebé o de la futura mamá.

 Equipo Periodístico Facemamá

¿Por qué es un buen ejercicio?

Hay varias razones. Al ser un ejercicio de bajo impacto fortalece las articulaciones y permite realizar ejercicio cardiovascular, oxigenar el cuerpo, controlar la presión y cuidar la figura sin presentar gran resistencia.

Además, es tan relajante que disminuye la ansiedad del embarazo y estimula la actividad, por lo que estabiliza tanto física como mentalmente.

 

No obstante, es bueno tomar ciertas precauciones:

  1. No olvides precalentar antes de nadar, así evitarás lesionarte.
  2. Mejor descarta bucear por mucho rato.
  3. Usa siempre una sandalia de goma anti-deslizante para evitar caídas.
  4. Antes de practicar cualquier deporte durante el embarazo, consulta con tu doctor, ya que no querrás que alguna actividad física genere peligros para tu bebé o para ti.
  5. Si vas a nadar no comas mucho. Debido a los cambios hormonales propios del embarazo, el sistema digestivo trabaja más lento, por lo que la digestión demora más. Si haces algún ejercicio prenatal, asegúrate de comer algo liviano y deja pasar como mínimo unas dos horas antes de practicarlo. Así evitarás náuseas o reflujo.
  6. Aunque seas una experta nadadora, no te tires piqueros o clavados. Todo movimiento debe ser suave si estás embarazada. Asimismo, utiliza las escaleras de la piscina con mucho cuidado.
  7. Si puedes, acompáñate de un entrenador de natación para embarazadas, el que te dará técnicas de respiración apropiadas para no acelerar tu ritmo respiratorio, lo que puede causar mareos.
  8. No te exijas demasiado. Hay ejercicios que podrás hacer y otros que no. Debes conocer tu cuerpo a fin de que estés cómoda y no te agites al nadar.
  9. Recuerda que es posible deshidratarse aun estando rodeado de agua. No te engañes, el que te sientas refrescada no implica que no sufras el peligro de estar deshidratada. Es bueno que bebas agua constantemente.
  10. Pon atención a cualquier señal de peligro. Si presentas sangrado vaginal, deja de practicar cualquier tipo de ejercicio y acude de inmediato a tu ginecólogo.

 


problemas odontológicos durante el embarazo
Te puede interesar:

Problemas odontológicos durante el embarazo