Obsesiones del embarazo

Cuando las mujeres saben de su embarazo, sienten la necesidad de organizar todo en casa, una especie de domesticidad que llegan a convertirse en obsesiones durante el embarazo y pueden durar semanas o los 9 meses.

Experto: Solange Anuch, sicóloga de Clínica Alemana

 

Durante la gestación, la madre opera como en un nido en el que lentamente ensambla ramas y hojas para recibir a su nuevo hijo. En esta etapa el cuerpo y la mente de la mujer se asocian para procurar un espacio lo más seguro y acogedor posible para el nuevo integrante de la familia.
Por esto, en los días previos al parto, algunas mujeres pueden encontrarse a sí mismas anidando: de repente, la parte superior de la nevera debe ser limpiada, o las 2.154 fotos de la familia tienen que ser puestas en álbumes.
Es importante tener en cuenta que no se trata de ideas obsesivas de carácter patológico, sino más bien de conductas laboriosas orientadas tenazmente a finalizar el arreglo del ambiente al que llegará el niño. Sin embargo, es recomendable pedir ayuda cuando estas conductas se tornan incontrolables, perturbadoras, limitantes y angustiosas.

 

Mientras disfrutas de este propósito interno y haces tu hogar más acogedor, hay algunas pautas para una anidación segura:

  • Cuando sea posible, deja que tu pareja se encargue de la pintura. Es sabido que la exposición prolongada a sustancias químicas tóxicas puede causar defectos de nacimiento y, aunque la pintura del cuarto del bebé no sea «prolongada», las mujeres embarazadas deberían limitar su exposición a las toxinas.
  • Opta por utilizar productos de limpieza no tóxicos. Una vez que tu bebé gatee, tendrás que deshacerte de los productos domésticos potencialmente tóxicos de todos modos. Un buen momento para la transición a los productos de limpieza no tóxicos es durante el embarazo, lo que será una precaución adicional para el feto. Puedes encontrar productos naturales en cualquier supermercado o hacerlos tú misma mediante el uso de vinagre y agua en lugar de los convencionales, y bicarbonato de sodio como abrasivo.
  • Mantente alejada de la caja de arena de tu gato. Por mucho que tu gato sea tu primer bebé, no querrás estar cambiando la caja de arena o regaloneándolo demasiado porque sus heces son portadoras de un parásito llamado Toxoplasma gondii, que puede dañar al feto. Éste es el momento en que tu cónyuge o pareja debe preocuparse de este tema.

 

Temas: ,

picaduras de zancudos durante el embarazo
Te puede interesar:

¿Cómo aliviar las picaduras de zancudos durante el embarazo?