Fotografía en el embarazo

recien nacido

¿Has pensado cuánto puede favorecer un retrato en el contacto entre tú y tu bebé? Si quieres conocer cómo enriquecer el grado de complicidad entre ambos, Facemamá te invita a entrar en el mundo de la fotografía de embarazadas.

La fotografía durante el embarazo suele ser recurrente: el papá orgulloso que te persigue con su cámara para no perderse ningún detalle de la evolución de tu guatita, o incluso, tus amigas y compañeros de trabajo que intentan inmortalizar una de las experiencias más fascinantes de tu vida.

Sin embargo, hay quienes han podido hacer de estos nueve meses un momento propicio para relajar tu cuerpo y posar frente a una cámara como toda una profesional. Incluso, y más allá que se trate de un recurso estético para usar como adorno, el proceso podría ayudar a estimular la comunicación que comienzas a generar con tu bebé.

En la imagen es posible dar cuenta del lazo entre madre e hijo porque se refleja la expresión de amor y felicidad que la mamá siente por su pequeño, y la complicidad de ambos que aún, sin conocerse físicamente, es enorme.

Muchas mamás sienten temor al comenzar la sesión, preocupadas, en primera instancia, de cómo van a aparecer en las fotografías. Esto es normal y después de un tiempo se tranquilizan y quedan muy contentas con los resultados, entonces ¿por qué no intentarlo? Por otro lado, al hacerlo con un fotógrafo se asegurará de encontrar el mejor ángulo para tu rostro y guatita.

El mejor momento para realizar la sesión fotográfica es entre el séptimo y octavo mes de embarazo. Te preguntarás por qué, simplemente porque durante ese tiempo tu guatita ya tiene un buen tamaño y bonita forma. Asimismo, es poco probable que con ese periodo de gestación presentes hinchazón, lo que ocurre frecuentemente durante las últimas semanas.

Si aún sientes inquietud por la imagen que proyectarás, ¡no te preocupes!, las fotografías no sólo se entregan en alta resolución, sino que también con un retoque digital. Así que podrás lucirlas sin ningún problema en tu casa, oficina o donde desees. Aunque no sólo son fotos del embarazo, también puedes fotografiarte, si lo deseas, cuando tu bebé haya nacido o esté más crecido.

Y como dice la frase popular, una imagen vale más que mil palabras. La expresión de una mujer embarazada en su rostro y su cuerpo habla de un amor tan infinito hacia su hijo, que no es necesario pronunciar frase alguna.

Sin duda, una fotografía durante el embarazo resulta más que un adorno para colgar, puede significar un contacto directo con el ser que llegará a iluminar tu vida.


Relacionados

Mujer semi acostada con la mano en su frente- Dolor lumbar
Te puede interesar:

¿Dolor de pubis en el embarazo? puede ser pubalgia