¿Es seguro tener relaciones sexuales en el primer trimestre del embarazo?

Anorexia nerviosa

El  gineco-obstetra, Jorge Sandoval nos aclara que las relaciones sexuales durante el embarazo no implican ningún riesgo, sin embargo se sugiere evitarlas en el tercer trimestre para prevenir el aumento de contracciones uterinas.

Es importante tomar en cuenta que en el primer y segundo trimestre del embarazo, las parejas pueden mantener relaciones sexuales de la forma en que lo deseen, pero esto podría ser todo lo contrario si la mujer presenta desde los inicios de la gestación alguna dificultad.

Especialistas indican que durante algunos trimestres del embarazo, las relaciones sexuales no deben hacerse a un lado, pero existen anécdotas de algunas pacientes donde cuentan que no pueden disfrutar de estar con su pareja por el miedo a hacerle daño al pequeño que llevan en el vientre, cuando la verdad es que no causa ningún daño o maltrato al embrión.

Por otra parte, las madres deben estar conscientes de que el cuello uterino en todo este proceso permanece cerrado totalmente, y no deja que llegue hasta el feto nada que venga de la vagina, aparte de que el líquido amniótico se encarga de aislar al bebé de todo lo que pueda perjudicarle.

Asimismo, las futuras mamás deben aprovechar los beneficios que le ofrece la etapa de gestación, las transformaciones que se van presentando durante estas etapas pueden lograr que se sientan más deseadas, debido a los cambios hormonales. Esto pasa sobre todo, en el primer trimestre del embarazo donde la mujer tiene una piel y cabello más brilloso, los pechos al igual que las caderas  toman otra forma, que pueden llegar a agradar más a su pareja.

Los padres también pueden llegar a tener miedo al momento de intimidar con su pareja, y el miedo de ambos hará que estar juntos sexualmente sea un problema; gineco-obstetras recomiendan hablar honestamente con sus parejas sobre esta situación, también deben consultar con su doctor para despejar dudas.

8 beneficios del sexo durante el embarazo:

  • Hace placentero el camino a la espera del embarazo.
  • Aumenta la autoestima en la mujer.
  • Fortalece la unión como pareja.
  • En ocasiones puede servir de alivio a las contracciones.
  • Se pueden experimentar mejores orgasmos durante esta etapa, sobre todo en el segundo trimestre donde la mujer está más sensible al placer.
  • Aumenta la posibilidad de un bebé más tranquilo y feliz, debido a las endorfinas que se liberan durante el orgasmo.
  • Recuperación postparto rápida.
  • Gracias a la prostaglandinas que contiene el semen puede ayudar a inducir el parto.
Temas: , , , ,

el sexo del bebé
Te puede interesar:

¿Dice algo el vientre sobre el sexo del bebé?