Video: Dolor lumbar y de pelvis en el embarazo

Mujer semi acostada con la mano en su frente- Dolor lumbar

Es muy común que durante el embarazo puedas presentar algún tipo de dolor lumbar o de pelvis, donde en la semana 24 es cuando alcanza la máxima intensidad, pero además puede prolongarse en el período post-parto.

“Un 5 o 40% de las mujeres lo presenta a los 6 meses post-parto y un 7% de ellas al año y medio de haber dado a luz, este dolor causa mucha incapacidad en las mujeres, impidiendo realizar actividades como conciliar el sueño, tener relaciones sexuales, subir y bajar escaleras, levantarse desde el piso, caminar grandes distancias”, asegura Ximena Hodar, kinesióloga.

¿A qué se debe el dolor de espalda baja?

Es muy probable que tu dolor de espalda corresponda al útero en crecimiento y a los cambios hormonales que se van experimentando durante el proceso de gestación, el útero con su crecimiento amplía y atenúa los músculos abdominales, lo que hace que la postura de la espalda cambie y se vea sometida a una presión adicional.

“El peso adicional que se encuentra dentro de ti representa más trabajo para tus músculos y mayor presión para tus articulaciones, esto indica por qué puede ser que sientas que el dolor de espalda empeora al final del día”, dice la especialista.

¿A qué se debe el dolor de pelvis?

Existen dos tipos de dolor pélvico, la disfunción de la sínfisis púbica y la diástasis de la sínfisis púbica, que ocurren cuando la articulación púbica se afloja y deja un área más ancha de lo normal entre los huesos, causando diferentes malestares entre ellos dolor en la zona pubis y espalda.

El cuerpo de la mujer embarazada produce una hormona llamada relaxina, que hace suave los ligamentos de la pelvis para que  el bebé salga fácilmente a la hora del parto. El cuerpo de la madre debería ajustarse a los cambios en la postura a medida que tu bebé crece sin causar ningún tipo de dolor, pero de no ser el caso lo más recomendable es acudir a tu doctor.

La kinesióloga Daniela Maisto, también añadió que: “alrededor del 50% de las mujeres embarazadas sufren de dolor lumbar y un 25% de dolor pélvico”.

Factores relacionados con el dolor lumbopélvico

  • Aumento de contenido del agua corporal

Asociado a un aumento de la concentración de la hormona relaxina que va a producir un incremento en la laxitud de ligamentosa y articular de la zona lumbar.

  • Irritación de fibras nerviosas

Producida por el aumento de la lordosis lumbar trayendo como consecuencia una irritación de las articulaciones lumbopélvicas.

  • Desbalances musculares

Desbalances que se producen a nivel abdominal, columna vertebral y piso pélvico, haciendo que ciertos músculos estén inhibidos y otros hiperactivos, produciendo contracturas y espasmos.

“Todo lo mencionado va a contribuir a que la zona pélvica no se encuentre estable perjudicando y acrecentando el dolor lumbopélvico”, aseguro Daniela Maisto, kinesióloga.

Más información en el siguiente link:

Temas: , , , , ,

Relacionados

lentes de contacto en el embarazo
Te puede interesar:

Después del parto: ¿Cuándo volver a usar lentes de contacto?