Desmayos en el embarazo

Los desmayos en el embarazo son muy comunes, porque tu cuerpo sufre muchos cambios en este período. Afortunadamente podemos tener en cuenta unos simples consejos que nos pueden ayudar a sobrellevar estas molestias.

Experto: Alfredo Fredericksen, gineco-obstetra de Clínica Vespucio

Es común sentirse débil y mareada cuando se está embarazada, especialmente en el primer trimestre, por las alteraciones que sufre el sistema cardiovascular. Aumentan las pulsaciones, el corazón bombea más sangre por minuto y aumenta casi al doble la cantidad de sangre que circula por tu cuerpo.

En condiciones normales la tensión arterial alcanza su punto más bajo en la mitad del embarazo para luego comenzar a aumentar y llegar a su nivel normal al final de la gestación.

Si te sientes mareada, siéntate o acuéstate, apóyate cómodamente sobre tu almohada, hasta que la sensación pase. Asegúrate de levantarte lentamente para evitar otra ronda de ataques de vértigo.

El doctor Alfredo Fredericksen, gineco-obstetra de Clínica Vespucio explica que “en general los mareos no podrían ser síntomas de qué complicaciones en el embarazo, pero hay que descartar otras situaciones derivadas del oído medio, etc.”

Sugerencias para combatir el mareo

Bebe líquidos: muchas mujeres experimentan mareos debido a la deshidratación. Los cambios fisiológicos del embarazo requieren la ingesta de más líquidos. Si el volumen circulatorio es insuficiente, pueden resultar en desmayos y mareos.

Desaceleración: puedes no ser capaz de darle una pausa a tu frenético ritmo de vida, pero ahora estás embarazada y si te sientes mal o mareada puede que tu cuerpo te esté diciendo que debes tomarte la vida más despacio.

Come: puedes estar débil por falta de alimentos o de azúcar en la sangre. Come a menudo pequeñas cantidades, y trata de ingerir en tus colaciones alimentos nutritivos como nueces, frutas secas, verduras crudas y queso, entre otras, que son buenas opciones para ti y tu bebé.

Ejercicio: un paseo rápido, una caminata moderada o algunas vueltas en la piscina pueden ayudar a estimular tu circulación y hacer que te sientas mejor.

¿Cuándo debo ir al doctor?

Muchas veces los mareos en el embarazo son producto del calor, del hambre e incluso por ponerte de pie muy rápido. Pero debes estar atenta si te mareas continuamente o si has tenido algún golpe reciente que te los pueda estar causando.

Llama de inmediato a tu doctor si el mareo viene acompañado de fuertes dolores de cabeza, visión borrosa, problemas en el habla, palpitaciones, pérdida de la sensibilidad, hormigueo o hemorragia, o si llegas a desmayarte.

Con respecto al uso de medicamentos el doctor Fredericksen comenta que “sólo algunos remedios para combatir los mareos se pueden usar con cautela y por tiempo limitado”.

En cualquiera de estos casos debes consultar con tu médico para descartar que no tengas un problema más grave que afecte tu salud y la del bebé.


octavo mes de embarazo
Te puede interesar:

Consejos para el octavo mes de embarazo